Revista Literaria Periódico Cultural

2.2.2007

2.2.2007 GMT

Artículo/Cambios Planetarios

CAMBIOS PLANETARIOS & THE CAMINO
Ciencia para un mundo en transformació n
Fuente # 1 de Noticias de Cabecera Tierra - Clima - Tierra-Sol
Gente - Eventos Mundiales
Febrero 1, 2007 CAMBIOS PLANETARIOS © NEWSLETTER
Presiones de EE.UU. para modificar el informe sobre cambios climáticos

< articulo ciencia actualidad.terra. es>
Está previsto que para el viernes próximo, los expertos reunidos en París entreguen un documento en el que resalten el incremento de las temperaturas como producto de las actividades del hombre. Pero los norteamericanos buscan influenciar para restarle impacto al trabajo final. Se informó que muchos de los científicos que actualmente están reunidos en París trabajan en medio de fuertes presiones, principalmente ejercidas por el gobierno estadounidense para aminorar el impacto del informe que se piensa entregar el viernes que viene producto de los debates.

Según informa el borrador señala que la temperatura de la Tierra podría aumentar en un abanico de tres a 4,5 grados suplementarios si la contaminación de la atmósfera se multiplica por dos en relación con el porcentaje que existía cuando comenzó la era industrial, todo producto de las actividades humanas.

En Estados Unidos, la unión de científicos preocupados denunció que varios expertos que trabajan para organismos oficiales fueron presionados para que no pongan en primer plano los peligros del recalentamiento del planeta.

La administració n norteamericana es una de las más férreas enemigas de la ratificación del Protocolo de Kyoto. Estados Unidos acumula la paradoja de tener el 5 por ciento de la población mundial y de ser responsable del 25 por ciento de las contaminaciones con gases de efecto invernadero.

Extractos del informe que trascendieron ayer ponen de relieve el hecho de que el alza de las temperaturas correspondientes a los gases derivados de las actividades humanas es "probablemente al menos 5 veces superior al impacto de la actividad solar". En ese contexto, los esquemas previstos para el futuro incluyen una serie de calamidades ya identificadas: olas de calor, fuertes lluvias, sobre todo en las grandes altitudes, disminución de la lluvia en las zonas tropicales o subtropicales, actividades ciclónicas menos elevadas pero ciclones mucho más potentes. En resumen, los especialistas concluyen que, desde el año 1750, el impacto de las actividades humanas en el clima ha tenido como consecuencia el recalentamiento del planeta.
Kristen M. Neiling
Dirección y Producción


En: No Categorizado
Permaenlace: Artículo/Cambios Planetarios
Comentarios: 0
Leído 1318 veces.



2.2.2007 GMT

Pintura/ Alejandro Otero Venezuela

Obra Regresar

Alejandro Otero nació en El Manteco, estado Bolívar, el 7 de marzo de 1921. Estudió en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas de Caracas y en la Escuela de Altos Estudios de La Sorbona, en París, ciudad en la que residió desde 1945 hasta 1949; regresa a Caracas y expone su serie de Las Cafeteras, muestra clave en la evolución hacia el abstraccionismo geométrico que se pone en boga en la plástica nacional. En 1950, de nuevo en París, encabeza al grupo Los Disidentes . En 1951 destaca por su participación en el proyecto de integración de las artes que tiene su materialización más notable en la Ciudad Universitaria de Caracas. En 1958 obtuvo el Premio Nacional de Artes Plásticas. En 1967 comienza a trabajar en las esculturas que le valieron en 1971 la obtención de la beca Guggenheim para realizar proyectos de estructuras espaciales en los Estados Unidos. Otero ejerció la mayor influencia en su generación y en el movimiento abstracto nacional. Su obra pictórica, guiada por la lucidez y la ambición que siempre le animaron, tuvo por consecuencia lógica la experimentación con la escultura, en
la que Otero ha querido dilucidar la presencia de un espacio que la tecnología ha abierto a nuestro tiempo.

No disponible

Desnudo



En: No Categorizado
Permaenlace: Pintura/ Alejandro Otero Venezuela
Comentarios: 6
Leído 3111 veces.



2.2.2007 GMT

Artículo/ Maria Elena Wallsh/ Escritora Argentina/Canciones You Tube

El primero de febrero de 1930 nace en Ramos Mejía (provincia de
Buenos Aires) la escritora argentina María Elena Walsh, renovadora
de la canción infantil y autora de libros de poemas como Hecho a
mano y de popularísimas canciones como Manuelita la tortuga.
Yo crecí escuchando sus canciones y todavía las tarareo a cada rato.
:-)

Adiciono aquí algunas de sus canciones que encontré en la red

http://www.youtube. com/watch? v=Qdw6je6vIq0

http://www.youtube. com/watch? v=zvd-8DRur- A

http://www.youtube. com/watch? v=fnbBAOtk7h8

http://www.youtube. com/watch? v=LQla2pNQ_ hg

Que los disfruten


En: No Categorizado
Permaenlace: Artículo/ Maria Elena Wallsh/ Escritora Argentina/Canciones...
Comentarios: 5
Leído 3442 veces.



2.2.2007 GMT

Poesía/Inocente es la Noche/Silvia Sapinazzola/ Argentina

Inocente
es la noche
Densa quietud transpiran los canales
cuando lamen escaras de este río.
Impiadoso ritual entre la niebla
corcovea la luna
ahogada en sauce y junco.
Sólo mi voz asoma prepotente
a reclamar tus ojos.
Eleva su humedad por los maderos
hasta embarrar el aire
frente al rubor naranja del verano.
¿dónde se detendrá la marcha sorda
que me lleva al naufragio?
Hay un olor tan conocido
en esta noche limpia
y sin estrellas.
© Silsh
(Silvia Spinazzola)
-Argentina-



En: No Categorizado
Permaenlace: Poesía/Inocente es la Noche/Silvia Sapinazzola/ Argentina
Comentarios: 1
Leído 1791 veces.



2.2.2007 GMT

Artículo/Kapuscinski/ Reportero Polaco/

Kapuscinski: La conexión latinoamericana del reportero sin

Enviado por: "zoiladulceuva" no_reply@gruposyahoo.com zoiladulceuva

Mié, 31 de Ene, 2007 6:55 am (PST)



Óscar Contardo

Un polaco con vocación por el Tercer Mundo y fama de reportero sin
fronteras. El autor de "La guerra del fútbol" y "Ébano" murió, pero
dejó su impronta en las redacciones de América Latina.

Según su amigo Jon Lee Anderson, Kapuscinski tenía la idea del
periodismo de cocción lenta, vivido, de inmersión total, distinto al
de la inmediatez.

ÓSCAR CONTARDO

Ryszard Kapuscinski murió antes de recibir el Nobel -al que era un
firme candidato- y antes de terminar un libro sobre Latinoamérica. El
reportero polaco estaba preparando una obra sobre nuestro continente
con el que había vuelto a afianzar lazos desde 2001 cuando la
Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) lo incluyó entre sus
profesores. El primer taller lo dictó en México y durante los cuatro
días que duró Gabriel García Márquez -creador y presidente del FNPI-
estuvo presente como buen anfitrión. "Sé que Gabo lo admiraba, lo
respetaba y le decía maestro", cuenta Margarita García, periodista
colombiana que en esa época trabajaba en la Fundación como
coordinadora. Kapuscinski era parco, observador, durante el primer
taller habló muy poco, pero "cuando tenía ganas de decir algo era muy
carismático, irónico -un poco malo de hecho- y de buen humor", añade
Margarita García.

Para el año en que Kapuscinski hizo el primer taller en México su
nombre comenzaba a cobrar celebridad entre la nueva generación de
periodistas del continente. Reporteros que aspiraba a escribir
crónicas de largo aliento, con información detallada y estilo al
servicio de los hechos. Periodismo asomándose a la literatura con las
armas del reporteo. El polaco del apellido complicado era el modelo
perfecto. Era un periodista de un país periférico, que había vivido
la censura y buscaba historias en el Tercer Mundo. "Para decirlo de
algún modo, hacia el 2001 Kapuscinski se había masificado en las
escuelas de periodismo de América Latina". Con la FNPI dictó dos
talleres más en Buenos Aires y Caracas y editó el libro "Los cinco
sentidos del periodista". Hasta su muerte todo hacía pensar que el
contacto con el continente se reforzaría, como también lo haría su
forma de hacer periodismo. El periodista y autor Jon Lee Anderson
recuerda que era un crítico de la tendencia al periodismo
instantáneo: "su idea era la del periodismo de cocción lenta, vivido,
de inmersión total; un poco lo que para algunos actores esta el
method acting. Tenía -sobre todo en sus últimos contactos en América
latina- una confianza y una esperanza en que la generación de
periodistas diera nueva vida al periodismo narrativo que él
ejemplarizó", puntualiza Jon Lee Anderson.

Julio Villanueva Chang: El reporterocomo un misionero

Julio Villanueva Chang, periodista peruano director de la revista
peruana Etiqueta Negra.

"Creo que debí haber conseguido 'La guerra del fútbol' en 1997. Hasta
entonces no sabía nada de Kapuscinski. De hecho ni siquiera compré el
libro por su autor, sino sólo porque me gusta el fútbol y el título
me llamó la atención. Me provocó curiosidad, porque recuerdo que
tenía en mente la idea de Desmond Morris, que había descrito el
fútbol como una sustitución moderna de la guerra tribal. Después me
di cuenta de que era un compilado de historias y que la más curiosa
era la que narraba la guerra entre dos países centroamericanos. Luego
leí 'Imperio' y 'El Emperador'. Lo que más me gustó era la forma en
que explicaba y daba cuenta de la historia contextual de lo que le
había ocurrido mientras hacia la historia. Hasta ese momento no había
leído algo similar en ningún libro en español, tampoco en muchos
libros en inglés. Eso me dio señales de algo que le escuché a él
mismo en 2001 cuando asistí al taller organizado por la Fundación
Nuevo Periodismo Iberoamericano: que cada historia que él llegaba a
escribir representaba el cinco por ciento de lo que sabía sobre el
tema. Ese taller comenzó el 5 de marzo de 2001 en Ciudad de México.
Un día después del cumpleaños de Kapuscinski y un día antes del
cumpleaños de Gabriel García Márquez, que en su calidad de anfitrión
estuvo presente durante los cuatro días que duró el curso. Fue a raíz
de ese taller que ambos se conocieron. Recuerdo que García Márquez lo
trataba de 'maestro'.

Los primeros dos dias del taller, Kapuscinski casi no habló y pidió
que cada uno contara la historia más interesante que le haya tocado
cubrir. Yo preferí ceder mi tiempo para que él nos explicara el
método que utilizó para escribir "El emperador". Creo que Kapuscinski
nos recuerda la idea del reportero como misionero. En ese sentido sus
libros y su trabajo han sido un ejemplo contra el cinismo que hay
desde hace algunos años en la profesión. También recuerda la idea de
que se puede hacer periodismo sin estar tan esclavo de la tecnología.
Él no tenía e-mail y usaba máquina de escribir. Escribía bastante a
mano también. De algun modo él, al ser un periodista de otra época y
utilizar medios tan elementales, nos recordaba que se había perdido
ese origen artesanal del oficio. Él sentía que los periodistas
estábamos cada vez menos en el lugar donde debíamos estar y cada vez
sabíamos más las cosas por terceras personas, que los reporteros
estábamos llegando tarde o llegando nunca al lugar donde las cosas
estaban sucediendo".

Él sentía que los periodistas estábamos cada vez menos en el lugar
donde debíamos estar, y cada vez sabíamos más las cosas por terceras
personas.

Leila Guerriero: Por cada página escrita leía doscientas

Leila Guerriero es argentina. Periodista, editora de la revista
Gatopardo y autora de "Los suicidas del fin del mundo" (Tusquets).

"No lo conocí personalmente, pero lo leo desde que me topé con una
edición de "La guerra del fútbol" (Anagrama, 1992) en una librería de
viejo de la calle Corrientes, y después me dediqué a conseguir todos
sus libros. Eran tiempos previos a la enorme popularidad de la
Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, y Kapuscinski todavía un
secreto bien guardado para pocos. Como siempre creí en el periodismo
como una forma del arte, encontraba en sus crónicas todo lo necesario
para que la historia fuera sólida -datos, un trabajo de campo
exhaustivo- unido a una buena prosa y un ritmo narrativo asfixiante,
demoledor. Un ejemplo es esa insuperable primera parte de "La guerra
del fútbol", cuando la ciudad de Tegucigalpa se queda a oscuras por
un bombardeo y él cuenta cómo, después de enviar un telegrama desde
la oficina de correos a su agencia en Varsovia, sale a la calle e
intenta regresar a su hotel sólo para darse cuenta de que está
perdido y solo.

Creo que Kapuscinski hizo periodismo como una forma superior y
definitiva de la expresión escrita, y que en ese punto ayudó a
demoler el prejuicio que pesa sobre el oficio, que aún cuando está
bien hecho es visto como una suerte de literatura de segunda, de
literatura devaluada. Aparece en sus historias cuando es necesario, y
su voz nunca es una voz que intenta decir miren qué arriesgado soy,
miren qué antihéroe interesante. En definitiva: Kapu no dice "mírenme
a mí", sino "miren a través de mí", traten de entender a través de
mí. Mucho periodismo latinoamericano promedio -aunque es justo
aclarar que no todo- tomó, de Kapuscinski, el uso de la primera
persona, olvidándose de que detrás había un hombre que por cada
página escrita leía 200.

Kapuscinski tenía una discreción, una elegancia y una rigurosidad en
sus crónicas, en las que supongo que tuvo que ver el hecho de las
circunstancias modestas en las que empezó escribiéndolas, siendo
corresponsal de una agencia polaca en África. O sea: un tipo que no
le interesaba mucho a nadie. Kapuscinski era un periodista cabal,
serio, sólido, que escribía bien, y que no pensaba en su trabajo como
en una instancia que tendría que superar para escribir después,
logrado ya cierto prestigio, alguna novelita. Sólo por eso, tiene
ganado el paraíso".

Era un periodista sólido que no pensaba en su trabajo como en algo
que tendría que superar para escribir, logrado ya cierto prestigio,
alguna novelita.

Jon Lee Anderson: El tercer mundo, el Che y una obra inconclusa

Jon Lee Anderson es norteamericano. Periodista, colaborador del New
Yorker, autor de "La caída de Bagdad" (Anagrama, premio Reporteros
del mundo 2005) y "Che Guevara" (Anagrama).

"Descubrí Kapuscinski en los ochenta a través de un artículo suyo
traducido al inglés. Se trataba de "La Guerra del Fútbol", sobre el
conflicto entre El Salvador y Honduras ocurrido en la década del 60.
Después de leerlo busqué sus libros. Leer "El Emperador" fue una
revelación. Acto seguido leí "El Shah" y luego "Un día más con vida"
sobre la descolonizació n en Angola. Conocer la obra de Kapuscinski
significó encontrarme con el primer autor -desde Greene y el Naipul
joven y antes de ellos, Conrad- que hablaba del mundo que yo
percibía. Él narraba las realidades "" y de conflictos que
a mí me había tocado vivir, y lo hacía con una óptica de alguien
inmerso en el terreno del llamado Tercer Mundo, pero desprovisto del
sesgo tradicional del hombre del Primer Mundo. A principios de los
noventa me encontré con él en Londres donde había ido a dar una
charla. Hablaba de su próxima obra, que acababa de reportear, y
estaba en plan de escribirla : era "Imperio", su recorrido a través
de la antigua URSS, que hacía poco había dejado de existir. Tomamos
vodka y hablamos como una hora; él era muy sencillo y modesto, con un
gran sentido del humor, y muy "colega". Hablamos de Bolivia, porque
él había estado allí como corresponsal a raíz de la muerte del Che, y
yo recién iniciaba mi investigación en la vida del guerrillero.

Kapuscinski logró romper moldes narrativos hasta crear su propio
género un poco entre la ficción y la no ficción. El resultado era el
de lograr la sensación de una compenetració n algo hiper-real en
aspectos de la condición humana - algo que logran pocos novelistas y
muchos menos periodistas. En toda su obra hay una curiosidad singular
muy manifiesta en lo que ocurre en el mundo, y un afecto palpable
hacia las personas que describía; daba cara y cuerpo a gente muy
sencilla y normalmente obviados por los periodistas, les daba
inclusive el protagonismo central en sus relatos.

Kapuscinski era un hombre apasionado, pero con America Latina y su
gente era de un amor verdadero; y claro, por esa razón el continente
iba ser el escenario de su última gran obra, en la que trabajaba
hasta que la muerte lo sorprendió. Está por verse si dejó un trabajo
lo suficientemente adelantado como para dar cabida a una obra
póstuma".

Era apasionado, pero con América Latina y su gente era de un amor
verdadero; por esa razón, el continente iba a ser el escenario de su
última gran obra.

© El Mercurio S.A.P


En: No Categorizado
Permaenlace: Artículo/Kapuscinski/ Reportero Polaco/
Comentarios: 2
Leído 1953 veces.



2.2.2007 GMT

Artículo/ La carta De La Tierra/

La Carta de la Tierra


Los esfuerzos para desarrollar principios para la seguridad ecológica del
Planeta se iniciaron con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el
Entorno Humano, celebrada en Estocolmo, Suecia, en 1972. Desde entonces,
diversos grupos y coaliciones han efectuado valiosas contribuciones para la
articulación de estos principios y valores, necesarios para alcanzar el
desarrollo sostenible.
En 1987, la Comisión Brundtland instó a la creación de una nueva Carta, "que
consolidará y ampliará ciertos principios legales relevantes, para guiar el
comportamiento estatal en la transición hacia el desarrollo sostenible"

La Carta de la Tierra era uno de los resultados esperados de la Cumbre de la
Tierra, celebrada en Río de Janeiro en 1992, ya que debía haber sido el
cimiento ético sobre el cual el Programa 21 y otros documentos de Río se
basarían.

El llamado a crear este documento captó la imaginación tanto de individuos y
Organizaciones alrededor del mundo, como de gobiernos nacionales.
Durante los dos años que antecedieron, y aún durante la Cumbre de la Tierra,
diversas Delegaciones gubernamentales y no gubernamentales provenientes de
todo el mundo, trabajaron en los elementos de la Carta. Aún así, los
gobiernos no alcanzaron un acuerdo sobre una Carta de la Tierra y, en su
lugar, adoptaron la Declaración de Río sobre Medio Ambiente y Desarrollo, la
cual, aunque valiosa como lo fue, no satisfizo las expectativas con relación
a esta Carta.

PREÁMBULO:

Estamos en un momento crítico de la historia de la Tierra, en el cual la
Humanidad debe elegir su futuro. A medida que el mundo se vuelve cada vez
más interdependiente y frágil, el futuro depara, a la vez, grandes riesgos y
grandes
Promesas. Para seguir adelante, debemos reconocer que en medio de la
magnífica diversidad de culturas y formas de vida, somos una sola familia
humana y una sola comunidad terrestre con un destino común.

Debemos unirnos para crear una Sociedad global sostenible fundada en el
respeto hacia la naturaleza, los Derechos humanos universales, la justicia
económica y una cultura de paz.
En torno a este fin, es imperativo que nosotros, los pueblos de la Tierra,
declaremos nuestra responsabilidad unos hacia otros, hacia la gran comunidad
de la vida y hacia las generaciones futuras.

La Tierra, nuestro hogar

La humanidad es parte de un vasto universo evolutivo. La Tierra, nuestro
hogar, está viva con una comunidad singular de vida. Las fuerzas de la
naturaleza promueven a que la existencia sea una aventura exigente e
incierta, pero la Tierra ha brindado las condiciones esenciales para la
evolución de la vida.
La capacidad de recuperación de la comunidad de vida y el bienestar de la
humanidad dependen de la preservación de una biosfera saludable, con todos
sus sistemas ecológicos, una rica variedad de plantas y animales, tierras
fértiles, aguas puras y aire limpio.

El medio ambiente global, con sus recursos finitos, es una preocupación
común para todos los pueblos.
La protección de la vitalidad, la diversidad y la belleza de la Tierra es un
deber sagrado.

La situación global


Los patrones dominantes de producción y consumo están causando devastación
ambiental, agotamiento de recursos y una extinción masiva de especies. Las
comunidades están siendo destruidas. Los beneficios del desarrollo no se
Comparten equitativamente y la brecha entre ricos y pobres se está
ensanchando.
La injusticia, la pobreza, la ignorancia y los conflictos violentos se
manifiestan por doquier y son la causa de grandes sufrimientos. Un aumento
sin precedentes de la población humana ha sobrecargado los sistemas
ecológicos y Sociales.
Los fundamentos de la seguridad global están siendo amenazados. Estas
tendencias son peligrosas, pero no inevitables.

Los retos venideros

La elección es nuestra: formar una sociedad global para cuidar la Tierra y
cuidarnos unos a otros o arriesgarnos a la destrucción de nosotros mismos y
de la diversidad de la vida. Se necesitan cambios fundamentales en nuestros
valores, instituciones y formas de vida. Debemos darnos cuenta de que, una
vez satisfechas las necesidades básicas, el desarrollo humano se refiere
primordialmente a ser más, no a tener más.

Poseemos el conocimiento y la tecnología necesarios para proveer a todos y
para reducir nuestros impactos
sobre el medio ambiente. El surgimento de una sociedad civil global, está
creando nuevas oportunidades para construir un mundo democrático y
humanitario. Nuestros retos ambientales, económicos, políticos, sociales y
espirituales, están interrelacionados y juntos podemos proponer y concretar
soluciones comprensivas.

Responsabilidad Universal

Para llevar a cabo estas aspiraciones, debemos tomar la decisión de vivir de
acuerdo con un sentido de responsabilidad universal, identificándonos con
toda la comunidad terrestre, al igual que con nuestras comunidades locales.
Somos ciudadanos de diferentes naciones y de un solo mundo al mismo tiempo,
en donde los ámbitos local y global, se encuentran estrechamente vinculados.


Todos compartimos una responsabilidad hacia el bienestar presente y futuro
de la familia humana y del mundo viviente en su amplitud. El espíritu de
solidaridad humana y de afinidad con toda la vida se fortalece cuando
vivimos con reverencia ante el misterio del ser, con gratitud por el regalo
de la vida y con humildad con respecto al lugar que ocupa el ser humano en
la naturaleza.

Necesitamos urgentemente una visión compartida sobre los valores básicos que
brinden un fundamento ético para la comunidad mundial emergente. Por lo
tanto,
juntos y con una gran esperanza, afirmamos los siguientes principios
interdependientes, para una forma de vida sostenible, como un fundamento
común
mediante el cual se deberá guiar y valorar la conducta de las personas,
organizaciones, empresas, gobiernos e instituciones transnacionales.


PRINCIPIOS

I. RESPETO Y CUIDADO DE LA COMUNIDAD DE LA VIDA

1. Respetar la Tierra y la vida en toda su diversidad

1.. Reconocer que todos los seres son interdependientes y que toda forma de
vida independientemente de su utilidad, tiene valor para los seres humanos.

2.. Afirmar la fe en la dignidad inherente a todos los seres humanos y en el
potencial intelectual, artístico, ético y espiritual de la humanidad.

2. Cuidar la comunidad de la vida con entendimiento, compasión y amor.

1.. Aceptar que el derecho a poseer, administrar y utilizar los recursos
naturales conduce hacia el deber de prevenir daños ambientales y proteger
los derechos de las personas.

2.. Afirmar, que a mayor libertad, conocimiento y poder, se presenta una
correspondiente responsabilidad por promover el bien común.

3. Construir sociedades democráticas que sean justas, participativas,
sostenibles y pacíficas

1.. Reconocer que la libertad de acción de cada generación se encuentra
condicionada por las necesidades de las generaciones futuras.

2.. Promover la justicia social y económica, posibilitando que todos
alcancen un modo de vida seguro y digno, pero ecológicamente responsable.

4. Asegurar que los frutos y la belleza de la Tierra se preserven para las
generaciones presentes y futuras.

1.. Reconocer que la libertad de acción de cada generación se encuentra
condicionada por las necesidades de las generaciones futuras.

2.. Transmitir a las futuras generaciones valores, tradiciones e
instituciones, que apoyen la prosperidad a largo plazo, de las comunidades
humanas y ecológicas de la Tierra.

Para poder realizar estos cuatro compromisos generales, es necesario:


II. INTEGRIDAD ECOLÓGICA

5. Proteger y restaurar la integridad de los sistemas ecológicos de la
Tierra, con especial preocupación por la diversidad biológica y los procesos
naturales que sustentan la vida.

1.. Adoptar, a todo nivel, planes de desarrollo sostenible y regulaciones
que permitan incluir la conservación y la rehabilitació n ambientales, como
parte integral de todas las iniciativas de desarrollo.

2.. Establecer y salvaguardar reservas viables para la naturaleza y la
Biosfera, incluyendo tierras silvestres y áreas marinas, de modo que tiendan
a proteger los sistemas de soporte a la vida de la Tierra, para mantener la
biodiversidad y preservar nuestra herencia natural.

3.. Promover la recuperación de especies y ecosistemas en peligro.

4.. Controlar y erradicar los organismos exógenos o genéticamente
modificados, que sean dañinos para las especies autóctonas y el medio
ambiente; y además, prevenir la introducción de tales organismos dañinos.

5.. Manejar el uso de recursos renovables como el agua, la tierra, los
productos forestales y la vida marina, de manera que no se excedan las
posibilidades de regeneración y se proteja la salud de los ecosistemas.

6.. Manejar la extracción y el uso de los recursos no renovables, tales como
minerales y combustibles fósiles, de forma que se minimice su agotamiento y
no
se causen serios daños ambientales.

6. Evitar dañar como el mejor método de protección ambiental y cuando el
conocimiento sea limitado, proceder con precaución.

1.. Tomar medidas para evitar la posibilidad de daños ambientales graves o
irreversibles, aun cuando el conocimiento científico sea incompleto o
inconcluso.

2.. Imponer las pruebas respectivas y hacer que las partes responsables
asuman las consecuencias de reparar el daño ambiental, principalmente para
quienes argumenten que una actividad propuesta no causará ningún daño
significativo.

3.. Asegurar que la toma de decisiones contemple las consecuencias
acumulativas, a largo término, indirectas, de larga distancia y globales de
las actividades humanas.

4.. Prevenir la contaminación de cualquier parte del medio ambiente y no
permitir la acumulación de sustancias radioactivas, tóxicas u otras
sustancias peligrosas.

5.. Evitar actividades militares que dañen el medio ambiente.

6. Adoptar patrones de producción, consumo y reproducción que salvaguarden
las capacidades regenerativas de la Tierra, los derechos humanos y el
bienestar comunitario.

1.. Reducir, reutilizar y reciclar los materiales usados en los sistemas de
producción y consumo y asegurar que los desechos residuales puedan ser
asimilados por los sistemas ecológicos.

2.. Actuar con moderación y eficiencia al utilizar energía y tratar de
depender cada vez más de los recursos de energía renovables, tales como la
solar y eólica.

3.. Promover el desarrollo, la adopción y la transferencia equitativa de
tecnologías ambientalmente sanas.

4.. Internalizar los costos ambientales y sociales totales de bienes y
servicios en su precio de venta y posibilitar que los consumidores puedan
identificar productos que cumplan con las más altas normas sociales y
ambientales.

5.. Asegurar el acceso universal al cuidado de la salud que fomente la salud
reproductiva y la reproducción responsable.

6.. Adoptar formas de vida que pongan énfasis en la calidad de vida y en la
suficiencia material en un mundo finito.

7. Impulsar el estudio de la sostenibilidad ecológica y promover el
intercambio abierto y la extensa aplicación del conocimiento adquirido.

1.. Apoyar la cooperación internacional científica y técnica sobre
sostenibilidad, con especial atención a las necesidades de las naciones en
desarrollo.

2.. Reconocer y preservar el conocimiento tradicional y la sabiduría
espiritual en todas las culturas que contribuyen a la protección ambiental y
al bienestar humano.

3.. Asegurar que la información de vital importancia para la salud humana y
la protección ambiental, incluyendo la información genética, esté disponible
en el dominio público.

III. JUSTICIA SOCIAL Y ECONÓMICA

9. Erradicar la pobreza como un imperativo ético, social y ambiental.

1.. Garantizar el derecho al agua potable, al aire limpio, a la seguridad
alimenticia, a la tierra no contaminada, a una vivienda y a un saneamiento
seguro, asignando los recursos nacionales e internacionales requeridos.

2.. Habilitar a todos los seres humanos con la educación y con los recursos
requeridos para que alcancen un modo de vida sostenible y proveer la
seguridad social y las redes de apoyo requeridos para quienes no puedan
mantenerse por sí mismos.

3.. Reconocer a los ignorados, proteger a los vulnerables, servir a aquellos
que sufren y posibilitar el desarrollo de sus capacidades y perseguir sus
aspiraciones.

10. Asegurar que las actividades e instituciones económicas, a todo nivel,
promuevan el desarrollo humano de forma equitativa y sostenible.

1.. Promover la distribución equitativa de la riqueza dentro de las naciones
y entre ellas.

2.. Intensificar los recursos intelectuales, financieros, técnicos y
sociales de las naciones en desarrollo y liberarlas de onerosas deudas
internacionales.

3.. Asegurar que todo comercio apoye el uso sostenible de los recursos, la
protección ambiental y las normas laborales progresivas.

4.. Involucrar e informar a las corporaciones multinacionales y a los
Organismos financieros internacionales para que actúen transparentemente por
el bien público y exigirles responsabilidad por las consecuencias de sus
actividades.

11. Afirmar la igualdad y equidad de género como prerrequisito para el
desarrollo sostenible y asegurar el acceso universal a la educación, el
cuidado de la salud y la oportunidad económica.

1.. Asegurar los derechos humanos de las mujeres y las niñas y terminar con
toda la violencia contra ellas.

2.. Promover la participación activa de las mujeres en todos los aspectos de
la vida económica, política, cívica, social
Y cultural, como socias plenas e iguales en la toma de decisiones, como
líderes y como beneficiarias.

3.. Fortalecer las familias y garantizar la seguridad y la crianza amorosa
de todos sus miembros.

12. Defender el derecho de todos, sin discriminació n, a un entorno natural y
Social que apoye la dignidad humana, la salud física y el bienestar
espiritual, con especial atención a los derechos de los pueblos indígenas y
las minorías.

1.. Eliminar la discriminació n en todas sus formas, tales como aquellas
basadas en la raza, el color, el género, la orientación sexual, la religión,
el Idioma y el origen nacional, étnico o social.

2.. Afirmar el derecho de los pueblos indígenas a su espiritualidad,
conocimientos, tierras y recursos y a sus prácticas vinculadas a un modo de
vida Sostenible.

3.. Honrar y apoyar a los jóvenes de nuestras comunidades, habilitándolos
para que ejerzan su papel esencial en la creación de sociedades sostenibles.

4.. Proteger y restaurar lugares de importancia que tengan un significado
Cultural y espiritual.

IV. DEMOCRACIA, NO VIOLENCIA Y PAZ

13. Fortalecer las instituciones democráticas en todos los niveles y brindar
transparencia y rendimiento de cuentas en la gobernabilidad, participación
Inclusiva en la toma de decisiones y acceso a la justicia.

1.. Sostener el derecho de todos a recibir información clara y oportuna
sobre Asuntos ambientales, al igual que sobre todos los planes y actividades
de Desarrollo que los pueda afectar o en los que tengan interés.

2.. Apoyar la sociedad civil local, regional y global y promover la
participación significativa de todos los individuos y organizaciones
interesados en la toma de decisiones.

3.. Proteger los derechos a la libertad de opinión, expresión, reunión
pacífica, asociación y disensión.

4.. Instituir el acceso efectivo y eficiente de procedimientos
administrativos y judiciales independientes, incluyendo las soluciones y
compensaciones por daños ambientales y por la amenaza de tales daños.

5.. Eliminar la corrupción en todas las instituciones públicas y privadas.

6.. Fortalecer las comunidades locales, habilitándolas para que puedan
cuidar sus propios ambientes y asignar la responsabilidad ambiental en
aquellos niveles de gobierno en donde puedan llevarse a cabo de manera más
efectiva.

14. Integrar en la educación formal y en el aprendizaje a lo largo de la
vida, las habilidades, el conocimiento y los valores necesarios para un modo
de vida Sostenible.

1.. Brindar a todos, especialmente a los niños y los jóvenes, oportunidades
educativas que les capaciten para contribuir activamente al desarrollo
Sostenible.

2.. Promover la contribución de las artes y de las humanidades, al igual que
de las ciencias, para la educación sobre la sostenibilidad.

3.. Intensificar el papel de los medios masivos de comunicación en la toma
de conciencia sobre los retos ecológicos y sociales.

4.. Reconocer la importancia de la educación moral y espiritual para una
vida Sostenible.

15. Tratar a todos los seres vivientes con respeto y consideración.

1.. Prevenir la crueldad contra los animales que se mantengan en las
sociedades humanas y protegerlos del sufrimiento.

2.. Proteger a los animales salvajes de métodos de caza, trampa y pesca, que
les causen un sufrimiento extremo, prolongado o evitable.

3.. Evitar o eliminar, hasta donde sea posible, la toma o destrucción de
Especies por simple diversión, negligencia o desconocimiento.

16. Promover una cultura de tolerancia, no violencia y paz.

1.. Alentar y apoyar la comprensión mutua, la solidaridad y la cooperación
entre todos los pueblos tanto dentro como entre las naciones.

2.. Implementar estrategias amplias y comprensivas para prevenir los
conflictos violentos y utilizar la colaboración en la resolución de
problemas para gestionar y resolver conflictos ambientales y otras disputas.

3.. Desmilitarizar los sistemas nacionales de seguridad al nivel de una
postura de defensa no provocativa y emplear los recursos militares para
fines pacíficos, incluyendo la restauración ecológica.

4.. Eliminar las armas nucleares, biológicas y tóxicas y otras armas de
destrucción masiva.

5.. Asegurar que el uso del espacio orbital y exterior apoye y se comprometa
con la protección ambiental y la paz.

6.. Reconocer que la paz es la integridad creada por relaciones correctas
con Uno mismo, otras personas, otras culturas, otras formas de vida, la
Tierra y con El todo más grande, del cual somos parte.

EL CAMINO HACIA ADELANTE

Como nunca antes en la historia, el destino común nos hace un llamado a
buscar
un nuevo comienzo. Tal renovación es la promesa de estos principios de la
Carta
de la Tierra. Para cumplir esta promesa, debemos comprometernos a adoptar y
promover los valores y objetivos en ella expuestos.

El proceso requerirá un cambio de mentalidad y de corazón; requiere también
de
un nuevo sentido de interdependencia global y responsabilidad universal.
Debemos
desarrollar y aplicar imaginativamente la visión de un modo de vida
sostenible a
nivel local, nacional, regional y global. Nuestra diversidad cultural es una
herencia preciosa y las diferentes culturas encontrarán sus propias formas
para
concretar lo establecido. Debemos profundizar y ampliar el diálogo global
que
generó la Carta de la Tierra, puesto que tenemos mucho que aprender en la
búsqueda colaboradora de la verdad y la sabiduría.

La vida a menudo conduce a tensiones entre valores importantes. Ello puede
implicar decisiones difíciles; sin embargo, se debe buscar la manera de
armonizar la diversidad con la unidad; el ejercicio de la libertad con el
bien
común; los objetivos de corto plazo con las metas a largo plazo. Todo
individuo,
familia, organización y comunidad, tiene un papel vital que cumplir. Las
artes,
las ciencias, las religiones, las instituciones educativas, los medios de
comunicación, las empresas, las organizaciones no gubernamentales y los
gobiernos, están llamados a ofrecer un liderazgo creativo. La alianza entre
gobiernos, sociedad civil y empresas, es esencial para la gobernabilidad
efectiva.

Con el objeto de construir una comunidad global sostenible, las naciones del
mundo deben renovar su compromiso con las Naciones Unidas, cumplir con sus
obligaciones bajo los acuerdos internacionales existentes y apoyar la
implementació n de los principios de la Carta de la Tierra, por medio de un
instrumento internacional legalmente vinculante sobre medio ambiente y
desarrollo.

Que el nuestro sea un tiempo que se recuerde por el despertar de una nueva
reverencia ante la vida; por la firme resolución de alcanzar la
sostenibilidad;
por el aceleramiento en la lucha por la justicia y la paz y por la alegre
celebración de la vida.


http://comunidad. vlex.com/ dergenetico/ CartaTierra. html

Graciela E. Prepelitchi
"La verdadera amistad es una planta que crece despaciosamente, y debe
resistir los azotes de la adversidad para poder dar buenos frutos."
George Washington

Artículos de la Lic



En: No Categorizado
Permaenlace: Artículo/ La carta De La Tierra/
Comentarios: 1
Leído 1725 veces.



2.2.2007 GMT

Refleja Tu Luz Interior/Ligia Ramos /Terapia A Distancia


"A veces resulta difícil conocer y aceptar los diversos aspectos de nosotros mismos. A menudo hay fragmentos que deseamos ignorar o rechazar.
Aceptar verdaderamente todas las partes de nosotros mismos tal como somos nos permite crear un clima en el que puede tener lugar la transformació n.
Una forma de pensar en nosotros mismos es considerarnos como diamantes, dotadas de numerosas facetas destinadas a reflejar la luz. Cada una de nosotros es un diamante único y especial. No hay nadie más como nosotros.
Al ser buenos amigos de nosotros mismos, necesitamos explorar todas nuestras facetas y valorarnos con realismo al observar cada uno de los áspectos de nuestro ser.
Cada faceta, por oscura que pueda parecer, reflejá la luz con claridad cuando esta completamente limpia de viejas heridas, creencias y pautas.
Se necesita tener una gran paciencia y valor para celebrar aquellas facetas que reflejan libremente la luz de nuestro YO Superior, y para empezar a curar suavemente aquellas otras que han sido negadas porque se han visto nubladas y obstruidas.

Para contribuir a interiorizar el símbolo de ti mismo como un diamante, cierra suavemente los ojos e imagina que te encuentras al borde de un lago.
La superficie está absolutamente en calma, como un espejo. Un pequeño punto de luz empieza a reflejarse a partir del agua y pronto se transforma en una luminosidad hermosa y trémula, como si miles de brillantes diamantes bailotearan sobre la superficie del lago.

Visualiza la luz que se expande para incluirte a ti. Siéntete a ti misma y todo el lago como un solo y enorme diamante que refleja la luz y el amor a tu alrededor, hasta que abarque a tu familia, tus amigos y finalmente, a todo el mundo, en su globalidad.
Desconozco su autor.
Dios/Diosa nos bendice eternamente, y nos da la capacidad para Dar y entregar amorosamente toda nuestra luz interior.



En: No Categorizado
Permaenlace: Refleja Tu Luz Interior/Ligia Ramos /Terapia A Distancia
Comentarios: 6
Leído 2567 veces.



Página 1 de 1. Total : 7 Artículos.

vocessusurrosrumorygritos-vocessusurrosrumorygritos