Revista Literaria Periódico Cultural

12.2.2010 GMT

Ian Welden --Poemas de Emergencia/

DE EXILIOS Y SOLEDADES

EL VIAJE

Expulsado de mi hábitat natural por mala conducta

me colgué del ala de un triste avión nocturno

cuando los ángeles de la guarda estaban distraídos

por la terrible muerte del Presidente de la República.

Sin un centavo en mis bolsillos agujereados por palabras traidoras

atravesé cordilleras ariscas y océanos despóticos

en cuclillas y con las manos en la nuca

hasta llegar desesperanzado a mi destino El Gran Mundo Viejo.

Aquí caminé siglos por calles anónimas y ajenas

sin encontrar un rincón donde descansar mis huesos

revolcándome en alcantarillas infectadas por ilusiones

y desayunando viejos vientos cansados y ecos de conquistadores.

Trepé por el mapamundi cual araña profesional

comenzando cayendo y volviendo a comenzar

lamiendo a hurtadillas a mujeres multicolores

y sudando pesadillas históricas en faenas inútiles.

Y aquí estoy ahora aún caminando

escuchando a veces los suspiros de mi país

a través de colosales hilos de fibras virtuales

sin tener idea de como terminará esta historia.

EL BESO ROBADO

Caminando por una mañana de sol

en un país que hasta entonces no había existido

con mi soledad incrustada en mi mochila

y los hombros encaramados en mis orejas

para fingir agresividad y bravura

me encontré de pronto con un ángel

que me hechizó y robó un beso.

El beso duró hasta la noche

a orillas del Canal de la Muerte

donde el ángel me sonrió dulcemente

me robó mi mochila con todos mi recuerdos

y emprendió vuelo con sus poderosas alas de vampiro.

EL HOMBRE SIN MÁSCARA

Tú sabes a lo que refiero

hastiada de tu jaula milenaria

te escapas una noche de viernes

en busca de Superman.

Y mira que suerte

aquí estoy yo!

Apenas un payaso en el bolsillo

para pagar la cuenta

y una calavera impaciente

sonriéndome desde el fondo de mi botella.

No soy el amante omnipotente

porque un enjambre de realidades odiosas

como la falta de ternura

el desempleo

la impunidad

y las guerras

condicionan la calidad de mis erecciones.

Y siempre me ha resultado más fácil

emocionarme con un arco iris

que las intrépidas hazañas

de Arnold Schwarzenegger.

Pero mi mira qué Superman te has encontrado!

Un hombre capaz de llorar

como tú.

LA NÁUSEA

Mis viejas consignas y creencias

ya olvidadas en alguna maleta

entre los escombros de mi país

vienen a penarme esta noche

entre tantos libros releídos

y vueltos a releer.

Entre tantas esperanzas ya cansadas

agonizando en la mesa y el piso.

Tanto proyecto inconcluso

cuentas por pagar

bosquejos de rostros perdidos

en las servilletas amarillas

e intentos desesperados

por cambiar el mundo.

Las envejecidas fotografías en mis paredes

lloran desconsoladas sus soledades

mientras que todo acude a mi boca

de súbito

y no alcanza a sorprenderme

cuando la nausea se torna violenta

y todo esto queda maravillosamente vomitado.

ÁLBUM ZOOLÓGICO

El gran ave de la jungla

me observa sin saber qué soy.

El gran pájaro imbécil

se como sus parásitos.

Se yergue sobre sus piernas largas y torpes

bamboleándose aquí para allá

sin tener idea de que existe.

Tan sólo mi magnífica Canon

y mi agudo ojo estético

la transforma en un ser majestuoso

volando en cámara lenta

con sus delicadas alas de papel japonés.

Cuando termino de filmar y editar

me siento en el piso de mi estudio

a esperar mi sueldo

rascándome la cabeza

y comiéndome una banana.

ÉXODO

Y se van por los caminos infértiles

las silenciosas almas de los exilios

expulsado de su tierra sagrada

por el omnipotente déspota de turno.

Y caminan en busca de un sueño humilde

techo árbol sombra y agua

un minúsculo trozo del planeta

donde hacer germinar una vez más

la verdes quimeras y el pan de maíz.



En: No Categorizado
Permaenlace: Ian Welden --Poemas de Emergencia/
Comentarios: 1
Leído 685 veces.

Dejar Comentario

*
Smilies
*
Ingrese el código mostrado. 

vocessusurrosrumorygritos-vocessusurrosrumorygritos