Revista Literaria Periódico Cultural

8.2.2011 GMT

La arremetida de Lucifer Ian Welden Dinamarca...

Oculto en el viejo confecionario

le grito desesperado al sacerdote de piedra.
Confieso que Lucifer me llevó
entre sus magníficas alas
a observar el descalabro
de la ingeniosa creación.
Mi madre lloraba solitaria
sobre la cazuela ya fría
y mi padre maldecía con blasfemias
en las infestadas oficinas de Europa.
Huestes de murciélagos rojos
oscurecieron el sol y las estrellas
y niños multicolores huyeron despavoridos
del bello paraíso clausurado
para siempre.
Debo confesarle también, padrecito,
que caminé por el valle de las sombras
y tuve temor
y que lo adoré a Él de rodillas
aceptando su cambalache
de alma por vida
de ciudades, reinos y riquezas.


.



En: No Categorizado
Permaenlace: La arremetida de Lucifer Ian Welden Dinamarca...
Comentarios: 0
Leído 1378 veces.

Dejar Comentario

*
Smilies
*
Ingrese el código mostrado. 

vocessusurrosrumorygritos-vocessusurrosrumorygritos