Revista Literaria Periódico Cultural

Marzo, 2007

28.3.2007 GMT

Cuentos de Maricastaña/Recopilación Carmen María Camacho

Cuentos de Maricastaña
Recopilación de Carmen María Camacho

El gallo kiríco
Este es el cuento del gallo Quírico que fue a la boda de su tío Perico muy arregladito y muy peinaico. Por el camino se encontró un montón de estiércol donde estaba gusanito. El gallo Quírico que tenía mucha hambre pensó: si pico me llenare el pico. Pico o no pico..., pico o no pico... y picó y el pico se lo llenó.

Siguió andando y andando hasta que se encontró con la malva y le dijo:

- No, no quiero.

Y el gallo Quírico siguió andando y andando hasta que se encontró a la cabra y le dijo:

- Cabra comete a la malva que no ha querido limpiarme el pico que voy a la boda de mi tío Perico muy arreglaito y muy peinaico.

La cabra le contestó:

- No, no quiero.

Y el gallo Quírico siguió su camino hasta que se encontró con un palo y le dijo:

- Palo pégale a la cabra que no se ha querido comer a la malva que la malva no me ha querido limpiar el pico para ir a la boda de mi tío Perico.

- No, no quiero – contestó el Palo.

Y gallo Quírico siguió andando hasta que se encontró con el fuego y le dijo:

- Fuego quema al Palo que no ha querido pegarle a la cabra, que la cabra no se ha querido comer a la malva, que la malva no me ha querido limpiar el pico para ir a la boda de mi tío Perico.

- No quiero, respondió el Fuego.

Y gallo Quírico siguió andando y andando hasta que se encontró con el Agua y le dijo:

- Agua apaga al Fuego que no ha querido quemar al Palo, que el Palo no ha querido pegarle a la cabra, que la Cabra no ha querido comerse a la malva, que la malva no me ha querido limpiarme el pico para ir a la boda de mi tío perico.

- No quiero – dijo el agua.

Y el gallo Quírico siguió andando, andando, andando... hasta que se encontró con el Sol y le dijo:

- Sol evapora el agua que no ha querido apagar al fuego, que el fuego no ha querido quemar al palo, que el palo no ha querido pegar a la cabra, que la cabra no se ha querido comerse a la malva, que la malva no me ha querido limpiar el pico para ir a la boda de mi tío Perico.

- Esta bien amigo gallo, hoy te voy ha hacer este favor ya que tu me saludas muy temprano todas las mañanas con mucha alegría.

Entonces el agua dijo:

- Está bien apagaré el fuego

Y el fuego dijo:

- ¡No, que yo quemaré al Palo!

El palo dijo:

- ¡No, que yo pegaré a la cabra!

Y la cabra dijo:

¡No, que yo me comeré a la malva!

Y la malva dijo:

- ¡No, que yo le limpiaré el pico! Y se lo limpió.

Y así el gallo Quírico se fue a la boda del tío Perico muy arregladito y muy peinaico. Pero cuando llegó no quedaba triguito, y este es el castigo que recibió por comerse a gusanito, que era lo prohibido.



En: No Categorizado
Permaenlace: Cuentos de Maricastaña/Recopilación Carmen María Camacho
Comentarios: 6
Leído 3762 veces.



28.3.2007 GMT

Relato/UN PARAGUAS VERDE

UN PARAGUAS VERDE
Por: Carmen María Camacho Adarve,
© Copyright 2007

Ilustración: Cartel de la película "Los paraguas de Cherburgo"

Érase una vez la ciudad de los paraguas negros, cuando llovía, todos sus habitantes caminaban por las calles a sus quehaceres diarios cubriéndose con aquellos paraguas. Rigurosamente, siempre negros.

Y bajo sus paraguas todos los habitantes mostraban una cara ceñuda, triste, oscura... ¡no puede ser de otro modo bajo un paraguas negro!

Un día que llovía a cántaros, de improviso, apareció un señor algo extravagante que paseaba con su paraguas verde chillón. Y para colmo de males, aquel señor sonreía.

Los transeúntes lo miraban escandalizados bajo el paraguas negro que los cobijaba, y refunfuñaban:

“¡Mirad qué indecencia! Es verdaderamente ridículo con ese paraguas verde limón.

¡No es serio! ¡En cambio, la lluvia es una cosa muy seria “y un paraguas sólo puede ser negro!”.

Otros montaban en cólera y se decían unos a otros:

“Pero ¿qué clase de persona es ésa? Es Impropio y poco serio ir por ahí con un paraguas de color tan estridente. Ese hombre es sólo un exhibicionista, quiere hacerse notar a toda costa. ¡No tiene formalidad alguna!

Así era, no había nada de divertido en aquella ciudad, donde llovía siempre y los paraguas eran todos negros.

No sabía qué pensar la pequeña Carlota de todo aquel guirigay, que habían, formado por un paraguas, diferente de color muy alegre.

Un pensamiento le rondaba la cabeza con persistencia:

“Cuando llueve, un paraguas es un paraguas. Que sea verde limón o negro... lo que cuenta es tener un paraguas que te cobije de la lluvia”.

Además, la pequeña se daba cuenta que aquel señor bajo su paraguas verde chillón tenía aspecto de sentirse perfectamente a gusto y feliz.

Se preguntaba el porqué.

A medio día, al salir de la escuela, Carlota se dio cuenta que había olvidado su paraguas negro en casa.

Sacudió los hombros y se encaminó hacia casa con la cabeza descubierta, dejando que la lluvia empapase su negra melena.

Quiso la casualidad que al poco se cruzase con el hombre del paraguas de color indecoroso -le dijo- el hombre sonriendo:

“Chiquilla, ¿quieres cobijarte?”

Dudó Carlota. Si aceptaba, todos le tomarían el pelo. Pero en seguida se acordó:

“Cuando llueve, un paraguas es un paraguas.

Que sea verde o negro, ¿qué importa? ¡Siempre es mejor tener el paraguas que empaparse de lluvia!”.

Aceptó y se metió debajo del paraguas verde al lado de aquel señor gentil.

Entonces comprendió por qué era feliz:

Bajo el paraguas verde limón ¡el mal tiempo ya no existía!

Había un gran sol en el cielo azul, donde los pajarillos volaban gorjeando.

Carlota tenía una cara tan de asombro que el señor se echó a reír a carcajadas:

“¡Ya lo sé! También tú me tienes por loco, pero quiero explicarte todo.

Durante algún tiempo, estaba tan triste como todos, en esta ciudad donde llueve siempre. ¡Y por supuesto también tenía un paraguas negro!

Hasta que un día, saliendo de mi despacho, me olvidé el paraguas y me encaminé a casa. Mientras caminaba, encontré a un hombre que me ofreció cobijarme bajo su paraguas verde limón.

Como tú, dudé porque tenía miedo de ser diferente, de hacer el ridículo. Pero luego acepté, porque tenía aún más miedo de pillar un resfriado.

Y me di cuenta – como tú – que bajo el paraguas verde el mal tiempo había desaparecido.

Aquel hombre me enseñó por qué bajo el paraguas negro las personas se volvían hurañas y con ese aire tan triste:

El repitequeo de la lluvia y el negro del paraguas les ponían la cara larga, y no tenían ninguna gana de hablarse.

Improvisamente, el hombre se fue y yo me di cuenta de que tenía en la mano su paraguas verde.

Lo busqué, pero no logré encontrarlo:

Había desaparecido.

He conservado hasta hoy el paraguas verde y el buen tiempo no me ha dejado nunca”.

Carlota exclamó:

“¡Qué historia!

Pero –añadió- ¿no se siente mal al tener el paraguas de otro?”.

El señor respondió:

“No, porque bien sé que este paraguas es de todos.

Aquel hombre lo había recibido también él sin duda, de algún otro”.

Cuando llegaron hasta la casa de Carlota, se despidieron.

El hombre,se alejo, esfumándose, la muchachita se dio cuenta que sujetaba en la mano el paraguas verde.

Pero aquel señor gentil ¿quién sabe dónde estaría ya?

Y Carlota se quedó con el paraguas verde chillón, sabiendo que pronto cambiaria otra vez de propietario; ya que el paraguas verde estridente tenia que pasar a otras manos, para proteger de la lluvia y llevar el “buen tiempo” a otras personas.



En: No Categorizado
Permaenlace: Relato/UN PARAGUAS VERDE
Comentarios: 5
Leído 2147 veces.



28.3.2007 GMT

Artículo España/Domingo de Ramos... Josep esteve Rico S.

Domingo de Ramos en Elche, símbolo de ilicitanismo

Tras unas ‘Palmas Doradas’ -premios del Grup Cultural Ilicit ‘Tonico Sansano’ del 25 de marzo- vienen otras. A siete días de diferencia. Son las espigadas palmas amarillas, -blancas, doradas- y los artesanales ramos trenzados a mano, de iguales colores y que el Domingo de Ramos llenan las calles. El premio ‘Palma Dorada’ -concedido al pueblo de Elche y a su Ayuntamiento y que recogió el concejal de Cultura- tomó su nombre y su aspecto de la palma de domingo de ramos. La larga palma y el ramo artesanal procesionales que la gente lleva acompañando a la imagen de Cristo montado en una burrita, se realizan en Elche. Una artesanía única en el mundo y por tanto 'sui géneris' como autóctona y local ‘denominación de origen’ gracias a la milenaria actividad de las familias hortelanas ilicitanas, tradicionalmente, de generación en generación y cuyos origenes se remontan a 1371, cuando el Cabildo del Consell de la Vila (Consejo Municipal o Ayuntamiento antiguo) se une a la festividad repartiendo limosnas. El comercio o venta de la palma blanca -dorada- de Domingo de Ramos en Elche es una actividad que se viene realizando durante siglos hasta hoy, como se demuestra en los libros de actas municipales de 1429, siendo las palmas doradas ilicitanas exportadas a todo el mundo cristiano desde la antigüedad.

La espigada palma se logra tras ocultar del sol las hojas de la palmera, lo que la dora, quedando blanca o amarilla mediante ‘encaperusament’, capucha o funda de plástico principalmente, conteniendo el cogollo y que se ata con cuerdas. El ramo artesanal se hace trenzando, enlazando las hojas de palma y rizándolas –parecido a hacer cuerda de esparto -, dándole formas geométricas, ornamentales, monumentales y simbólicas, destacando la figura de la Patrona de los ilicitanos, la Virgen de la Asunción. Mención merecen los espectaculares ramos que compiten en concurso y aquellos que se envian a diversas personalidades como jefes de Estado y presidentes de Gobierno. El Domingo de Ramos de Elche, -procesión y artesanía- como celebración popular es también único en el mundo. Miles de ilicitanos damos comienzo a la Semana Santa llenando las céntricas calles y ofreciendo así un precioso mosaico dorado. Los turistas extranjeros se hartan a hacer fotos, se maravillan de las excelencias de la ciudad -gracias a la promoción desarrollada desde la declaración de Fiesta de Interés Turistico Internacional- y se empapan de ilicitanismo. Por ello, el Domingo de Ramos de Elche es signo de identidad totalmente propio, auténtico, autóctono. Los ilicitanos, con palma y ramo, demostramos en la calle nuestra ilicitanía, el identitario sentimiento cívico de pueblo diferenciado en esta fiesta digna de contemplar y que invita a ser visitada.Conocerla vale la pena.

Josep Esteve Rico Sogorb

Escritor, periodista y blogger



En: No Categorizado
Permaenlace: Artículo España/Domingo de Ramos... Josep esteve Rico...
Comentarios: 0
Leído 2926 veces.



27.3.2007 GMT

Copia Formato Papal Revista Ejemplar13

Voces susurros
Rumor y Gritos

Periódico Cultural

Director Editor: Rubén Patrizi

Marzo 2007.AÑO1#13

revistavocesysusurros@yahoo.es

Blog: revistavoces.ohlog.com/profile

www.vocesysusurros.3a2.com

http//:elsaltodelarana.blogia.com

1.882 Nace el escritor í rland é s James Joyce

Autor de " Ulyses "

Una de las obras m á s importantes

de la literatura contemporanea

------------------------------------------------------------------------------

La Soledad

La soledad, sentada a nuestra mesa,nos abre el libro, nos señala la página con su invisible dedo, nos pone ante los ojos el folio que habíamos empezado, nos sonríe, y en silencio nos invita a recomenzar...Pero ¿qué?.A recomenzar ¿qué?.No llega hasta nosotros el bienestar ruidoso del verano, su ufana algarabía, la exaltación que nos dificultaba el ocio y el trabajo: es el mejor momento. Es el mejor momento ¿para qué?.La soledad sonríe. Pone una mano sobre nuestro hombro; nos indica el folio, el libro, la ventana, y se va de puntillas. La oscuridad, como una gruesa araña, se descuelga desde las vigas, se obstina en los rincones. Después de una gran pausa muda que eriza el lomo de los perros, hace el otoño, por fin, sonar su música. Y es un solo de cuerda.

A. Gala

Ni agua ni luna Osho

Si quieres conocer el Amor, sé un amante.
Si quieres conocer a Dios, sé meditación.
Si quieres entrar en el infinito, sé oración.
Pero sé.
No sepas acerca de la oración, no acumules información.
Te ayudará desaprender. ..

Tú eres el destino...
No eres el que busca, eres la iluminación.. .
La iluminación es el origen, y el origen está dentro de ti,
La vida está allí fluyendo, latiendo, palpitando continuamente en tu
interior...
La llave está ahí, el tesoro está ahí...todo está ahí.

Un verdadero buscador ama tanto al mundo que quiere ver el original.
Ama tanto este reflejo que surge el deseo de ver,
Ver la luna llena en el cielo.
Abandona este reflejo, no porque esté contra él,
Abandona este reflejo en aras de la búsquedade aquello que se refleja en él.
..
Ha conocido en el amor tanta belleza que quiere ir más adentro.
La oración es el "enamoramiento" más profundo.
Ha conocido tanto el reflejo, era tan bello, tan fragante,
había una música tal que ahora ha surgido el deseo de conocer su fuente.
Y si el reflejo es tan musical, qué armonía debe haber en la fuente
original?


Graciela E. Prepelitchi

"Háblame y quizás lo olvide.
Enséñame y quizás recuerde.
Particípame y aprenderé"
Benjamín Franklin

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Igor mitora

Haykus Gloria Benítez ( glorisil )

Toda la noche

deambulando los gatos

de techo en techo.

En la pared

se aferra en verde y lila

la enredadera.

¡ Ah luna llena

arcón de los secretos

de algún poeta !

Noche tras noche.

Mantel y confidencias

de sobremesa.

Rolando Revagliatti Poesía

Diet

Era su propio

y único padre

Él lo enterró

Lo juro:

87.000 gramos

de una impenetrable

gelatina.

Tener gusto en una cosa

Yo, en mi adolescencia

nada que ver con Rimbaud

Tenía mierda en la cabeza

Me complacía redactando

versos complacientes

“Complace al órgano”

me recomendaba mi tío, el músico

¡Era un loco!

Tanto él como yo

nada que ver con Mozart.

Poesía

Gotita de Nieve

Gotita de nieve,
diminuta y bella
florcita blanca

tu pequeña cabecita,
orgullosa la muestras
entre capas de hielo y nieve.

Tu fortaleza,
no la doblega
ni el más crudo invierno.

Te sientes feliz
y orgullosa te muestras,
dentro tu jardín

pero si te cortan
y de allí te sacan
para ponerte en un florero

esbelta te quedas
por muy poco tiempo;
pero después...

agachas la cabeza
para expirar
muy pronto

porque no te gusta
ser mutilada
y vivir prisionera

aunque el florero
sea de oro macizo
o de un cristal muy fino.

Prefieres
la muerte...
antes que vivir esclava

Suecia 070214 Alias: tiojorm
Nombre: Omar Rendón País: Otro país Ciudad: Växjö Edad: 55
MSN: tiojorm
hotmal.com

Relato

El barquito Por Rubén Patrizi

El barquito tiene una vela, una triangular de las que llaman latina.

Está en el centro del enorme patio de la casa, rodeado de un mar sereno de verde césped.

Y todos los niños se montan en él . Juegan y sueñan en navegar.

Al encaramarse en el barquito, empieza la transformación, el cambio.

La imaginación se traslada a otro tiempo, a otro sitio, y el verde cesped se transforma en un azul profundo con altas ondas y vaivén de mares, y ribetes de espuma que coronan las altas olas.

Se hincha el velamen, la vela se mece con la brisa que viene haciéndola bailar y el barquito empieza a navegar rumbos inciertos, bajo cielos índigos moteados de blancas nubes.

El capitán, con su parche en el ojo ordena a los hombres maniobras de alta mar.

Izar la mayor y el maestre con silbatos y pitos estridentes acusando recibo de la orden del superior.

Bajar las escotas, mirar las relingas y cuerdas y observar el palo mayor.

Con los gorros de papel todos los niños en las tardes después de la escuela juegan al grumete, al marinero, a navegar.

Allí están todos, el mayor que sueña ser capitán y con el parche en el ojo, juega a ser un brioso pirata, aventurero y un romántico galanteador de siete mares.

El capitán, junto al timonel, gritan a los grumetes, miren las gavias, ojos con los trinquetes y a montar en el palo mayor, izar banderas, preparar cañones, lavar la cubierta y un arreglar el cordaje. Sinfín de órdenes, todas obedecidas al instante, y sin dilación.” A la orden capitán. Si señor”. Todos en un corre corre, trabajan en el barco, haciendo gran conmoción.

La imaginación despliega velas, y aparece un foque a ayudar a capturar más viento.

El barco se mece entre las grande olas, otean el horizonte lleno de nubes y se disponen a virar. El vigía divisa tierra y lanza un grito estertóreo “ Tierra a la vista”

Observan con su catalejos de cartón las montañas de la isla, el río que baja por su falda y la cascada que rompe la monotonía del paisaje

“Bajar los botes “ Ordena el capitán.


.........Y suena la campana. La madre todos. “¡A merendar!”.

El embrujo desaparece, el mar se aquieta de pronto y cesa el vaivén y la espuma blanca y el azul se transforma de nuevo en verde y regresa la realidad.

Las banderas dejan de ondear y el barco, retorna a su estado original.

Se convierte de nuevo en el barquito de los juegos.

Todos los niños corren a merendar

El barquito queda en el patio con su palo mayor y su vela cuadrada esperando a otro día en que los sueños lo transformen en un gran galeón y lo pongan a navegar.

Plátanos

El Plátano

El plátano contiene tres azúcares naturales: sacarosa, fructuosa y glucosa, que combinados con la fibra natural de la fruta, nos Proporciona una abundancia inmediata de energía.
A través de la investigación se ha probado que el consumo de dos plátanos provee suficiente energía para realizar un trabajo extenuante de 90 minutos.
Por algo el plátano es la fruta número uno que consumen los principales atletas del mundo.
Pero la energía no es la única manera en la que nos favorece el plátano, también nos puede ayudar a superar o prevenir un numero sustancial de enfermedades y malestares, haciendo que su inclusión en nuestra dieta diaria sea una necesidad.
Depresión:
De acuerdo a una última encuesta llevada a cabo por MIND entre personas que sufren depresión, muchos de ellas se sintieron mejor después de comer un plátano. Esto es porque los plátanos contienen triptofhan", un tipo de proteína que el cuerpo convierte en "serotonin", que e s conocida por sus efectos relajantes que mejoran su estado de animo y lo hacen sentir mas feliz.
Anemia:
El alto contenido de hierro de los plátanos estimula la producción de la hemoglobina de la sangre y ayuda a resolver los casos de anemia
Presión arterial:
Esta fruta tropical única, contiene grandes cantidades de potasio y no así sal, haciendo de ella la fruta ideal para combatir la presión arterial.
Tanto así que la US Food and Drug Administration acaba de permitir que la industria bananera haga los eclamos correspondientes sobre su capacidad de reducir la presión arterial y el correspondiente ataque al corazón
Poder cerebral:
200 estudiantes de la escuela Twickenham (Middlesex) comieron plátanos durante sus exámenes este año, tanto en el desayuno, media mañana y almuerzo en una prueba para aumentar su capacidad cerebral. La investigación mostró
que el potasio contenido en la fruta los ayudo en su proceso de aprendizaje, dándoles mayor capacidad de concentración
Estreñimiento:
Una dieta con alto contenido de fibra que incluya plátanos puede ayudar a restablecer su movimiento intestinal, ayudándolos a resolver el problema estomacal sin recurrir a laxantes.
Acidez:
Los plátanos tienen un efecto antiácido natural en el cuerpo, o sea que si sufres de acidez, come un plátano para obtener un calmante Alivio.
Picaduras de mosquitos:
Antes de recurrir a la crema contra picaduras de mosquito, pruebe frotar el área afectada con la parte interior de la Cáscara de plátano. Muchas personas encuentran que el resultado en la reducción de la hinchazón e irritación es extraordinaria.
Nervios:
Los plátanos tienen alto contenido de vitamina B, que ayuda a calmar el sistema nervioso.
Ulceras:
El plátano es usado como parte de la dieta alimenticia para combatir los desórdenes intestinales por su blanda y suave textura. Es la única fruta cruda que puede ser ingerida sin angustia en casos crónicos. También
neutraliza el exceso de ácido y reduce la irritación al Cubrir la mucosa del estómago.
Control de temperatura:
Muchas culturas ven al plátano como una fruta refrescante que puede bajar al mismo tiempo la temperatura corporal como la emocional de las madres en espera.
En Tailandia, por ejemplo, las mujeres embarazadas comen plátanos para asegurarse que sus bebés nazcan con una temperatura fresca.
Estrés:
El potasio es un mineral vital que ayuda a normalizar los latidos del corazón, envía oxígeno al cerebro y regula el balance de agua corporal.
Cuando estamos estresados, nuestro ritmo metabólico aumenta, y como consecuencia reduce nuestro nivel de potasio. Este nivel puede ser regulado con la ayuda de un tentempié rico en potasio, el Plátano lo contiene.
Verrugas:
Los seguidores de las alternativas naturales dicen que si quiere erradicar una verruga tome un pedazo de cáscara de plátano y póngala encima de la verruga, con la parte amarilla hacia fuera. Cuidadosamente sujétela fija en la piel con un esparadrapo o una venda de yeso.
Cuando lo comparas con una manzana, tiene 4 veces mas proteínas, dos veces mas carbohidratos, 3 veces mas fósf oro, 5 veces la vitamina A y hierro, y el doble de otras vitaminas y minerales. También es rico en potasio y es uno de los alimentos de mejor valor que puede encontrar.


Los contadores de historias de Marrakech
Marruecos, Richard Hamilton /BBC


En la ciudad marroquí de Marrakech todavía quedan contadores de cuentos, hombre que relatan esas viejas historias que van pasando de generación en generación.
Pero ahora que la tecnología moderna ofrece nuevas formas de diversión, los jóvenes han comenzado a ignorar a estos "libros vivientes" y por primera vez en mil años, esta tradición está en peligro de desaparecer.
Según cuenta la leyenda, el almuecín -el encargado de llamar a los feligreses a la hora del rezo- apostado en el minarete de la principal mezquita de Marrakech, tenía que ser ciego.
Porque si no lo era, podía observar desde su altura el palacio del Sultán y, por ende, a las mujeres de su harén.
Pero también podría ver a los hombres que comen fuego, a los adivinos, los acróbatas y a los encantadores de serpientes reunidos en la plaza principal de la ciudad, ya que toda la vida se concentra allí. Si caminas por el centro de Jemaa al-Fna terminarás rodeado por hombres
-acompañados de sus monos- y mujeres que intentan pintarte las manos con hena. Y además está el sonido: la plaza es una cacofonía de tambores, flautas y canciones interpretadas por músicos del África Sub-sahariana.
Pero si logras encontrar una esquina tranquila, puede ser que descubras uno de los tesoros escondidos que alberga la ciudad.
"Las mil y una noches" Tal vez no sean los artistas que más se hacen notar y ciertamente no son los más vociferantes, pero si puedes encontrar a un contador de historias (ohalaka), prepárate para pasar un momento maravilloso.
Los contadores de historias son tan antiguos como las mismas colinas de Marrakech o como las montañas Atlas.
Encontré a Moulay Mohammed, un hombre de barba al que le faltaban algunos dientes sentado en la plaza y rodeado por un círculo de curiosos. Tiene 71 años y cuenta historias desde hace 45.
Cuando era pequeño, él solía venir aquí a escuchar a los ancianos contar sus historias y quedó tan impresionado con sus relatos, que luego se transformó en uno de ellos.
Mohammed dice que se sabe casi todo el Viejo Testamento y "Las mil y una noches", de principio a fin.
Palabras en el aire
"No es sólo lo que se dice sino cómo se dice", me aclara Mohammed.
Incluso, si uno no entiende una palabra de lo que está diciendo, es imposible no quedarse fascinado al escucharlo hablar.
Uno puede sentir el drama de la historia y su suspenso. Sus palabras son valiosas y quedan como suspendidas en el aire.
Hoy en día, más del 40% de los marroquíes no sabe leer ni escribir. De ahí la importancia vital de la tradición oral.
Claro que el arte de contar historias es una forma de entretenimiento, pero es mucho más que eso.
Al igual que las parábolas del Nuevo Testamento, las historias son formas de transmitir ideas, valores y filosofías.
Pero todo esto corre el riesgo de desaparecer. Antes existían al menos unos 20 halakis en Marrakech, ahora apenas queda una media docena y todos ellos son hombres mayores.
Después de más de un milenio, este arte está a punto de convertirse en algo del pasado. Los marroquíes jóvenes prefieren mirar telenovelas a escuchar estos relatos y están menos interesados aún en aprender el oficio.
Cuando le pregunté a Mohammed si estaba preocupado de que esta forma de tradición oral pueda desaparecer, me dijo:
"Ah, sólo Dios puede saberlo. Hoy existen los hombres que cuentan historias.
Eso es lo único que sé". Para tratar de salvar esta tradición milenaria, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), ha empezado a grabar algunas de las historias y a colocarlas en la Internet.



Relatos del Zen

Cuando un ciego se despedía de su amigo, éste le dio una lámpara.
"Yo no preciso de la lámpara, pues para mí, claridad u oscuridad no tienen diferencia" -dijo el ciego.
"Conozco al respecto, pero si no la lleva, tal vez otras personas tropiecen con usted" -dijo su amigo.
-"Está bien"
Luego de caminar en la oscuridad tropezó con otra persona…
-"¡Huy!"-dijo el ciego.
-"¡Hay!" -dijo la persona chocada por el ciego en la oscuridad.
-"¿Usted no vio esta lámpara? " -dijo enojado el ciego.
-"¡Amigo! Su lámpara estaba apagada"

Escritores

El escritor argentino Rolando Revagliatti es un dinámico e infatigable animador cultural que no cesa –por fortuna- en su afán por promover la literatura en sus diversos géneros. Su labor de promotor conjuga armoniosamente con su trabajo literario, es así que R. Revagliatti -en su página Web- nos muestra detalles de su itinerario creativo: biografía, libros impresos y virtuales, textos publicados en Internet, reseñas y galerías fotográficas, archivos de audio y variada información personal. Para acceder a la página Web de Rolando Revagliatti y conocer más de él y de su trabajo, hacer clic en http://www.revagliatti.com.ar

Rolando Revagliatti (Buenos Aires, 1945) actor, periodista, poeta y narrador argentino. Ha publicado los libros de relatos Historietas Del Amor (1991); Muestra en prosa (1994); Las Piezas De Un Teatro (1991) (dramaturgia) y en el género poético, los libros Obras completas en verso hasta acá ( 1998); De mi mayor estigma (si mal no me equivoco) (1993) ; Trompifai (1997); Fundido Encadenado (1998); Tomavistas (1998); Picado Contrapicado (1998); Leo y escribo (1998); Ripio ( 1999); Desecho e izquierdo (1999); Propaga (2001); Ardua (2001); Pictórica ( 2001); Sopita (2001); Corona De Calor (2004); Del franelero popular (2005); El Revagliastés (Antología) (2006).

Parte de su obra narrativa y poética ha sido traducida y difundida en medios gráficos y electrónicos a los idiomas francés, catalán, italiano, maltés, euskera -vascuence, esperanto, alemán, asturiano, portugués, inglés, neerlandés y rumano.

(Bhagavad Gitâ)

El único pensamiento que debe ocupar la mente de quien anda este camino es determinación. La mente de aquellos que no tienen determinación desvaría perturbada por un aluvión de pensamientos.

LOS TRES CONSEJOS


Una pareja de recién casados era muy pobre y vivía de los favores de un pueblito del interior.
Un día el marido le hizo la siguiente propuesta a su esposa:
"Querida yo voy a salir de la casa, voy a viajar bien lejos, buscar un empleo y trabajar hasta tener condiciones para regresar y darte una vida mas cómoda y digna. No se cuanto tiempo voy a estar lejos, sólo te pido una cosa, que me esperes y mientras yo este lejos, seas fiel a mi, pues yo te seré fiel a ti.
Así, siendo joven aun. Camino muchos días a pie, hasta encontrar un hacendado que estaba necesitando de alguien para ayudarlo en su hacienda.
El joven llegó y se ofreció para trabajar y fue aceptado. Pidió hacer un trato con su patrón, el cual fue aceptado también. El pacto fue el siguiente:
Déjeme trabajar por el tiempo que yo quiera y cuando yo encuentre que debo irme, el señor me libera de mis obligaciones: Yo no quiero recibir mi salario.
Le pido al señor que lo coloque en una cuenta de ahorro hasta el día en que me vaya. El día que yo salga. Ud. me dará el dinero que yo haya ganado." Estando ambos de acuerdo.
Aquel joven trabajo durante 20 años, sin vacaciones y sin descanso. Después de veinte años se acerco a su patrón y le dijo:
"Patrón, yo quiero mi dinero, pues quiero regresar a mi
casa."
El patrón le respondió: "Muy bien, hicimos un pacto y voy a cumplirlo, solo que antes quiero hacerte una propuesta, está bien?
Yo te doy tu dinero y tu te vas, o te doy tres consejos y no te doy el dinero y te vas.
Si yo te doy el dinero, no te doy los consejos y viceversa. Vete a tu cuarto, piénsalo y después me das la respuesta."
El pensó durante dos días, busco al patrón y le dijo:

"QUIERO LOS TRES CONSEJOS"

El patrón le recordó: "Si te doy los consejos, no te doy el dinero." Y el empleado respondió: "Quiero los consejos" El patrón entonces le aconsejó:
1. "NUNCA TOMES ATAJOS EN TU VIDA. Caminos más cortos y desconocidos te pueden costar la vida.
2. NUNCA SEAS CURIOSO DE AQUELLO QUE REPRESENTE EL MAL, la curiosidad por el mal puede ser fatal.
3. NUNCA TOMES DECISIONES EN MOMENTOS DE ODIO Y DOLOR, pues puedes arrepentirte demasiado tarde.
Después de darle los consejos, el patrón le dijo al joven, que ya no era tan joven:
"AQUÍ TIENES TRES PANES, dos para comer durante en viaje y el tercero es para comer con tu esposa cuando llegues a tu casa."
El hombre entonces, siguió su camino de vuelta, de veinte años lejos de su casa y de su esposa que el tanto amaba. Después del primer día de viaje, encontró una persona que lo saludó y le preguntó:
"¿Para dónde vas?" El le respondió: "Voy para un camino muy distante que queda a más de veinte días de caminata por esta carretera."
La persona le dijo entonces: "Joven, este camino es muy largo, yo conozco un atajo con el cual llegarás en pocos días".
El joven contento, comenzó a caminar por el atajo, cuando se acordó del primer consejo,

"NUNCA TOMES ATAJOS EN TU VIDA. CAMINOS MAS CORTOS Y DESCONOCIDOS TE PUEDEN COSTAR LA VIDA.


Entonces se alejó de aquel atajo y volvió a seguir por el camino normal. Dos días después se enteró que otro viajero había tomado el atajo, y lo asaltaron, lo golpearon, y le robaron toda su ropa.
Ese llevaba a una emboscada!
Después de algunos días de viaje, y cansado al extremo, encontró una pensión a la vera de la carretera. Era muy tarde en la noche y parecía que todos dormían, pero una mujer malencarada le abrió la puerta y lo atendió.
Como estaba tan cansado, tan sólo le pagó la tarifa del díasin preguntar nada, y después de tomar un baño se acostó a dormir.

De madrugada se levantó asustado al escuchar un grito aterrador. Se puso de pie de un salto y se dirigió hasta la puerta para ir hacia donde se había escuchado el grito. Cuando estaba abriendo la puerta, se acordó del segundo consejo.

" NUNCA SEAS CURIOSO DE AQUELLO QUE REPRESENTE EL MAL. PUES LA CURIOSIDAD POR EL MAL PUEDE SER FATAL"
Regresó a su cuarto y se acostó a dormir. Al amanecer, después de tomar café, el dueño de la posada le preguntó si no había escuchado un grito y él le contestó que sí lo había escuchado. El dueño de la posada le preguntó: "¿Y no sintió curiosidad?
El le contesto que no. A lo que el dueño les respondió: "Ud. ha tenido suerte en salir vivo de aquí, pues en las noches nos acecha una mujer maleante con crisis de locura, que grita horriblemente y cuando el huésped sale a enterarse de qué está pasando, lo mata, lo entierra en el quintal, y luego se esfuma.
El joven siguió su larga jornada, ansioso por llegar a su casa .Después de muchos días y noches de caminata, ya al atardecer, vio entre los árboles humo saliendo de la chimenea de su pequeña casa, caminó y vio entre los arbustos la silueta de su esposa.
Estaba anocheciendo, pero alcanzó a ver que ella no estaba sola. Anduvo un poco más y vio que ella tenia en sus piernas a un hombre al que estaba acariciando los cabellos. Al ver aquella escena, su corazón se llenó de odio y amargura y decidió correr al encuentro de los dos y matarlos sin piedad. Respiró profundo, apresuró sus pasos, y de pronto recordó el tercer consejo.


"NUNCA TOMES DECISIONES EN MOMENTOS DE ODIO Y DOLOR, PUES PUEDES ARREPENTIRTE DEMASIADO TARDE"


Entonces se detuvo, reflexionó y decidió dormir ahí mismo aquella noche y al día siguiente tomar una decisión. Al amanecer ya con la cabeza fría, Se dijo:
"NO VOY A MATAR A MI ESPOSA". Voy a volver con mi patrón y a pedirle
que me acepte de vuelta.
Solo que antes, quiero decirle a mi esposa que siempre le fui fiel."
Se dirigió a la puerta de la casa y toco.
Cuando la esposa le abre la puerta y lo reconoce, se cuelga de su cuello y lo abraza afectuosamente. El trata de quitársela de encima, pero no lo consigue. Entonces con lágrimas en los ojos le dice: "Yo te fui fiel y tú me traicionaste... Ella espantada le responde: "¿Cómo? yo nunca te traicioné, te esperé durante veinte años.
El entonces le pregunta: "Y quien era ese hombre que acariciabas
ayer por la tarde?"
Y ella le contesta: "AQUEL HOMBRE ES NUESTRO HIJO.


Cuando te fuiste, descubrí que estaba embarazada. Hoy él tiene veinte años de
edad. Entonces el marido entró, conoció, abrazó a su hijo y les contó toda su historia, en tanto su esposa preparaba la comida. Sesentaron a comer el último pan juntos. DESPUÉS DE LA ORACIÓN DE AGRADECIMIENTO, CON LAGRIMAS DE EMOCIÓN, él partió el pan y al abrirlo, se encontró todo su dinero,el pago de sus veinte años de dedicación.





En: No Categorizado
Permaenlace: Copia Formato Papal Revista Ejemplar13
Comentarios: 6
Leído 4105 veces.



23.3.2007 GMT

Artículo/ La Comunicación Es El Poder

La comunicación es el poder
Si definimos el poder como la capacidad de producir resultados, podemos
decir que, en lo que respecta al destino de tu vida, que la forma en que te
comunicas es lo que te dará el poder para conseguir lo que deseas.
Esto es así porque es la acción lo que produce resultados, y lo que
distingue a los que tienen éxito es la capacidad de ponerse en acción.
La conducta está formada por todas las acciones que realizamos, y tanto la
conducta como los sentimientos tienen su raíz en la comunicación.
Lo que hacemos en la vida está determinado por la manera en que nos
comunicamos con nosotros mismos.
Dos tipos de comunicación configuran nuestras experiencias: lo que nos
decimos a nosotros mismos y lo que transmitimos a los demás.
Tu grado de comunicación con los demás determinará tu éxito, lo que
podríamos llamar "éxito externo".
La manera en que te comuniques contigo mismo determinará el grado en que
percibas tu éxito como tal, lo que vendría a ser el "éxito interno".
Lo que tú percibes de la vida no es el resultado de lo que te ocurre, sino
de la interpretació n que haces de lo que te ocurre.
La calidad de tu vida no está determinada por lo que te ocurre, sino por lo
que haces con lo que te ocurre. Tú eres la única persona que puede decidir
cómo sentir y cómo actuar, en función a cómo hayas elegido percibir tu
existencia.
Tus estados mentales y tu conducta están bajo tu dominio. Tú puedes
controlar tus estados mentales y, al hacerlo, puedes controlar tu conducta.
Las personas dicen, por ejemplo, "Hoy me levanté deprimido", como si la
depresión fuera algo que les aconteciera y no algo que ellos mismos generan.
La depresión no es algo que te ocurre, sino algo que tú causas con la manera
en que piensas sobre las cosas. Lo que te dices a ti mismo, la postura que
adoptas y la forma en que respiras, son todos factores que contribuyen a
crear la depresión. No es un proceso fácil pero, como todas las cosas, se
hace fácil con la práctica de manera que la persona ni se da cuenta de lo
que hace.
Lo mismo ocurre con otros estados emocionales
Puedes "armar" tus estados emocionales (de la misma manera que un director,
teatral o cinematográfico, lo hace con los actores para llegar de manera
convincente a los espectadores), y de esa manera disfrutar siempre del
estado de ánimo que te resulte más placentero.

Graciela E. Prepelitchi
No diga: "Es imposible".
Diga: "No lo he hecho todavia" .
Proverbio japones...



En: No Categorizado
Permaenlace: Artículo/ La Comunicación Es El Poder
Comentarios: 3
Leído 5951 veces.



23.3.2007 GMT

Poesía /USA/ Eternidad/Sidra Imaginada/

Imagen

sidra , 22 mar 2007

Alamedas extensas
enmarcando
en colores pasteles
-el encuentro-

Cascadas tornasoles
irisadas
convocan
-las almas-

Es ahí
en medio del claroscuro
donde
la presencia suprema
se les reveló.

Sólo
ellos dos
conocen la magia
-el conjuro-
y el respetuoso
asombro
que el reconocer
la magnificiencia
de esa presencia
produce
-en los dos-

Contra lo improbable...

Su conexión
-tan de ellos-
con la eternidad
se reforzó,
-se fortaleció-

Hubo
un juramento,
de noche eterna,
evocándo
-el amor-
de otra vida.

La profecía
se ha cumplido...

Sin embargo, la paradoja siempre persiste...

Tienen el control
y
no lo tienen,
estan condenados
a vivir
-esta vida-

De lo único
que están seguros
es
de que su amor
se instauró
para la
eternidad
dejándo
cielo, tierra,
aire y mar
-la vida toda-
conmovida.

(Porque lo que es eterno prevalece, solo es cuestión de tiempo)



En: No Categorizado
Permaenlace: Poesía /USA/ Eternidad/Sidra Imaginada/
Comentarios: 4
Leído 2600 veces.



23.3.2007 GMT

Excursión /Venezuela/ La Sima" ña Plácida"

Hola amigos todos, les cuento:

Fue tan interesante nuestra última exploración al “interior de la tierra” (Cueva El Peñón), que mis amigas y yo no dudamos en aceptar el reto de explorar una sima. Así que simplemente nos equipamos con todo lo necesario para ese tipo de aventuras, sin importar que mi casco fuese recuerdo de una pasada campaña política (no digo que año), o el de mi amiga fuese de ciclista. El asunto era protegernos de los “golpes” con techo y paredes sólidas. Bien entonces ya listas, salimos de nuestro sitio de reunión en Caracas “tempranísimo”, se nos recomendó porque el camino era largo. Cuando llegamos a la plaza Bolívar del pueblo, ya nos esperaba Teobaldo Alvarado y sus hijos Aníbal y Lisandro, después se nos sumaron tres profesores universitarios y un menor de 11 años, “bien pilas”. Abraham.

El sector de montaña donde se ubica esta sima es bastante retirado de la ciudad, así que subimos en un transporte, que nos hizo el “acercamiento”. Mientras subíamos por la carretera de tierra, admiré el extenso panorama a nuestros píes, Charallave, Cúa, otros caseríos menores, la cadena de montañas de la Serranía del Interior, las instalaciones del recién inagurado tren, las columnas de humo, todo esto difuminado entre la bruma de la calina y el humo de incendios. La sequía en éste verano es fuerte este año.

Llegados a cierto punto nos bajamos del jeep nueve personas, comenzamos a caminar por la carretera que ahora desciende. Pisamos fuerte, enérgicos y cuidadosos, aún así el impacto de las pisadas levantan una polvareda, que pronto cubre nuestras humanidades con un polvillo dorado y muy fino. En consecuencia es graciosa la cara de mi amiga, parece una “muñeca japonesa”.

Es un día bastante caluroso, el sol arremete con fuerza, nuestro paso ligero y la entretenida conversación hacen olvidar estos “detallitos”. Bajamos una última loma, seguimos ahora una senda estrecha, hay bastantes rocas grandes color platino. El final del sendero es bastante inclinado, la tierra esta suelta, no hay donde agarrarse. En una curva mis botas resbalan y se deslizan raudas hacia el barranco, por suerte Lisandro va delante de mí, se afianza bien en el suelo y con la misma me agarra por un brazo deteniendo mi avance ¡Sustote! Con ésta experiencia lo que resta por bajar lo hago en digno estilo culi -cross.

Llegamos a un pequeño plano por un lado rodeado de altas y serradas piedras grisáceas, las sorteamos con cuidado.

Ya ante nosotros está la formación que venimos buscando. En desigual simetría rocas altas y serradas.

Sin embargo con gran decepción nos damos cuenta que no estamos solos, un ruido inoportuno, vocinglero y escandaloso nos recibe, se trata de un grupo de personas que se nos han adelantado. Un horroroso y aparatoso equipo portátil de sonido, “vomita” estruendosa música vallenata, botellas con licor, cava portátil, vasos de cartón y la gente ¡ Ahaa la gente !. Una veintena de personas entre hombres, mujeres y niños con gritos y risas de altos decibeles. Nuestra brusca aparición y la expresión de desagrado e incredulidad de nuestros rostros al presenciar el espectáculo, es tan palpable, que produce un silencio ominoso, lo que aprovecha Teobaldo para señalarnos un montículo cercano al lado, en la parte alta de las piedras. Él se queda a dialogar con aquellas personas, tratando de persuadirlos para que adoptasen una conducta cónsona con el ambiente donde se encuentran.

Nosotros nos apresuramos a subir una corta y empinada rampa natural, encontrándonos de frente con una “boca” de entrada pero ésta es horizontal.

Y es que “ Ña Plácida” es una cueva, con una sima (donde se encontraba la gente), cuyo acceso principal es justamente por ahí. Es todo un complejo de galerías y túneles que se forman en el interior del monte, con muchos ramales y cóncavos de mucha extensión, algunos o casi todos se comunican entre sí, algunas claraboyas y techos abovedados, llenos de raras e intrincadas molduras, que forman en la piedra, el agua subterránea que escurre en su interior, y que muy raras veces aflora en gotas al exterior.

El nombre de “ Ña Placida” cuenta la leyenda, que viene dado porque esta formación se ubicaba dentro de las tierras propiedad de una señora

con éste mismo nombre. Muy alegre le daba por hacer fiestas dentro de la sima, bajaba hasta donde hay un espacio muy plano y amplio, y allí bailaban joropo, acompañándose con músicos y bebidas espirituosas.

Científicamente esta sima /cueva se ubica en la Fila Magdalena de la Serranía del Interior. Son formaciones rocosas de la Era Mesozoica del Período Cuaternario. El primer estudio que se levantó de ella, lo hizo el Dr. Álamo en 1912, y es hasta 1917 cuando se explora por primera vez por el naturalista investigador Luís R. Oramas . Está formada de cuarcitas, calcio y otros minerales.

La entrada donde nos encontramos no es muy ancha y se estrecha al entrar, el techo no es muy alto y se observa una muy pequeña claraboya. De inmediato se bifurca en dos direcciones. Hacia la izquierda se caminan unos pasos y si no se tiene cuidado de inmediato caerá hacia un brusco hueco, que con la luz de mi linterna no veía el fondo, el saliente donde me encuentro se siente algo frágil, salgo de allí. Hacia la derecha hay un pasaje angosto, hay que contorsionarse bastante para atravesarlo acostada, luego un espacio plano no muy extenso y de seguidas otro túnel más angosto aún. Se puede oír el eco de las voces de las personas que han bajado por la sima al otro lado. Paredes y techos en esta oscuridad semejan bocas y garras de animales grotescos y espeluznantes. No es un recorrido muy largo hasta donde se puede llegar, salimos del área y bajamos para ver si ya la poblada se ha ido y poder bajar nosotros. Pues sí, se marcharon. Somos dueños del terreno.

Vista desde afuera es fantástica, impresionante portal, la luz del sol penetra un poco e ilumina parte de las paredes con una coloración de concreciones, debido a muchos factores tales como la presencia de óxidos metálicos o material orgánico. Gruesas estalactitas cuelgan del techo, millones de años han pasado para que éstas creaciones de agua y roca se formen, son presencias etéreas y poderosas. A veces se han unido con estalagmitas creando columnas, obeliscos, de color blanco, azulados, verdes traslúcidos. Mis ojos “beben” con deleite tanta bellezura . Mi amiga y yo nos sentamos en una gran roca plana y sumergiéndonos en el silencio comulgamos ante aquel reluciente despliegue de hermosura. En el centro de todo aquello la sima oscura y misteriosa invita a una peligrosa aventura.

Y ésta comienza ahora. Dos grandes, gruesas y sólidas raíces de un árbol se introducen desde el techo, por entre las piedras

En un costado de la orilla de la sima, afianzándose en el piso abajo. Precisamente están al borde de la fosa, los guías han aprovechado para amarrar de ellas un grueso mecate, reforzando con algunos palos altos. Todo esto sirve de apoyo en la bajada. Serán escasos metro y medio, para bajar sólo se requiere manos firmes y fuertes, fuerza en los brazos, precisión en colocar los pies en precario apoyo y cero miedo, (esto es lo más difícil para mí). Ya adentro al pisar el suelo y mientras el corazón se dispara en sus latidos, una muy leve luz apenas nos alumbra, ayuda al principio, pero muy pronto se sustituye por la luz de las linternas. Se comienza a bajar hacia el corazón de la tierra. Chillidos de murciélagos, el murmullo de una imprecación o el sonido gutural de admiración es lo que se escucha. Lo demás es silencio, un vasto silencio.

La bajada se prolonga por bastante distancia hasta que el guía dice: Hasta aquí llegamos. Más abajo se torna en vericuetos muy difíciles.

Sin embargo, con todo lo visto: facetas que brillan como diamantes al darles el rayo de luz. Salones y galerías de increíble hermosura, un viento frío sopla por el pasadizo. De tanto en tanto el guía se detiene para enseñar y explicar algún detalle. Comenzamos a desandar el camino. Ahora la salida de la sima es como más fácil. Arriba, Abraham, el niño que nos acompaña y que trepa como un mono, sonriente y feliz me enseña sus tesoros, recogidos en el piso de la sima: Una estalactita trunca como el cono de un helado, intento hacerle trueque por dulces, pero no es tonto, se niega.

Sólo nos resta ahora tomar la fotografía de todo el grupo, juntos sonrientes exploradores y guías.

Esta mañana salimos de Caracas a las 6.30 de la mañana, estamos retornando a nuestros hogares a las 7.48 de la noche. El correr del tiempo no lo notamos, se nos hizo breve para todo lo que resta por explorar aún, pero ha sido suficiente para un maravilloso día.

Nos vemos en la próxima,

Edilia C. de Borges

Fotos cortesía de Rosana Langerano F.



En: No Categorizado
Permaenlace: Excursión /Venezuela/ La Sima" ña Plácida"
Comentarios: 1
Leído 3141 veces.



22.3.2007 GMT

Cuentos/Venezuela / El entierro del Diablo/Jhosue Villarroel

demon2.gif (14783 bytes)
EL ENTIERRO DEL DIABLO
jhossue , 28 sep 2006
1. LOS ENTIERROS (documental real)

Después del fallecimiento de muchos de los Ruices en Yaguaraparo y la marcha de sus descendientes de vueltas a España, surgieron otros colonos atraídos por la fertilidad de las tierras, surgiendo apellidos como: Gómez, Venturini, Borgo, los Felce y los Ravelo.
Surgieron en la faceta del ambiente pueblerino, “señores” de la época, compradores y fundadores de grades extensiones de terrenos, que al enriquecerse emigraban a otros lugares para disfrutar de sus fortunas.
Como no existían bancos financieros en aquella época, cuantiosas fortunas en oro (morocotas), plata y otras de cobre eran depositadas en baúles de madera de cedro, cazuelas o “tinajones” de arcilla cocida. Estas riquezas eran guardadas celosamente por sus propietarios, que a veces la enterraban en un sitio determinado y marcado “por si las moscas”.
Al fallecer de súbito por accidente, enfermedad, asesinado o por otra incidencia el tesoro oculto se perdía, quedando con el transcurso a expensa de quien lo encontrara primero.
A partir de los años 50 los entierros comenzaron a ser descubiertos en Yaguaraparo convirtiéndose en una tradición popular y terrorífica.
Para poder tener posesión de un entierro había que ser designado por el espíritu del difunto que había sido en otrora dueño de la fortuna enterrada. Comentaban que este desandaba en pena y para tener descanso eterno tenia que entregarle su tesoro a un elegido, pues el entierro pasaba a ser maldito si era guardado en las entrañas del suelo.
El difunto se le aparecía en sueños y visiones explicándole con detalles donde estaba el entierro y ciertas instrucciones para que su alma descansara en paz. Tenia que hacerle 30 misas después de haber sacado la pequeña fortuna. Otra razón para realizar las misas era de acuerdo a la riqueza en general del entierro.
Si el elegido no cumplía con el convenio, misteriosamente perdía fácil el dinero y quedaba en la ruina, algunas veces morían en forma misteriosa y en accidentes dantescos algunos de sus amados más cercanos
Este hecho asombroso y real pasó a ser una tradición en el quehacer cultural del pueblo y se fue extendiendo la fama del hecho folclórico en toda la región. Esta pasión fue dividida en dos maneras: el entierro maligno y el benigno.
El primero consistía en que tenían que ir dos o tres a sacar el entierro, convidados por el elegido, donde el muerto imponía las reglas:
“vayan dos y venga uno”
Ó “vayan tres y vengan dos”
El segundo entierro o el benigno se constituía generalmente en el de la 30 o mas misas.

2. EL ENTIERRO MALDITO (cuento basado en hechos reales)

Eran las tres de la tarde. Manuel Sucre luca su traje dominguero, calzando alpargatas suela de cuero y tapando su brillante calvicie con sombrero “pelo de guama”, después de terciarse entre pecho y espalda las finas correas del mapire se ajusta bien el cinturón para luego con parsimonia introducir en el mapire un “cuartillo de ron Pauji”. Sale al exterior del rancho, por un momento siente diminutas agujas de luz que irrumpen la claridad de sus pupilas y parpadea violentamente para despejar de las retina la intensa claridad del sol.
Se acomoda el mapire en la espalda, terciando la correa sobre el hombro, sin dejar de tocar repetidamente el envoltorio en el interior del bolso de tejidos de palmas. Era el “Cuartito de Ron que había preparado con ácido muriático, mientras recordando con ambigua ambición que el espíritu del difunto había sido bien claro, “vallan dos y venga uno” con este pensamiento macabro aligeró el paso.
Allí estaba, era inocente aquel muchacho de anguloso rostro y espaldas anchas, el hijo de su compadre, al que había destinado como ofrenda de sacrificio al espíritu del entierro.
- ¡Melecio! en qué estas pensando.
- ¡Don Manuel! lo estaba esperando, aquí está lo que me mandó a comprá.
-¡Haaa! El litro de Ron, dámelo pá échame un traguito.
El muchacho de gruesas y callosas manos extendió la botella, al coincidir con la luz solar fulguró como fuego en la sabana. Don Manuel Sucre se empinó la botella hasta la mitad, ni siquiera parpadeó, los ojos porcinos se entrecerraron más para mirar con recelo a Melecio.
-¡Oye! Muchacho, estas preparado, te pagaré bien tu trabajo. ¿Ya sabes? ¡Es una cosa de misterios! De esas que dan miedo ¡pero gueno! Yo soy un hombre de bríos y no le temo ni al propio diastre.
-Eso los se Sr. Yo lo ayudare en su faena, si UD me paga ¡ya sabe! Necesito esos reales pa podé compra la hacienda a Doña Lucrecia, ella se va ¡sabe! Y si yo no lo hago, otro lo hará por mí.
-No te preocupes, solo te pido que no le digas esto a nadie, necesito que me des tu palabra de hombre.
-UD sabe Sr. que yo soy hombre de palabra y honor, cuente con migo pá saca su tesoro, ese que UD había heredado de su tatarabuelo Eutanacio Sucre. Quien Ud dice que fue familia del General Antonio José de Sucre.
-Bueno mijo, toma estos cinco reales y un chelín pa que te compres algo de licor, te espero a las 11 de la noche en la vuelta del ahorcado, mas arriba en Cerro Blanco, ahí mismito esta lo que desenterraremos de las entrañas de la tierra y mañana serás dueño de esa hacienda en que tanto sueñas y podrás casarte con la picara de Rosenda.
-¡Sr.!
-No digas na, yo soy hombre de cuentos y caminos, he recorrido mucho mundo. Bueno ya sabe que hacé.
-Si Don Manuel.
Don Manuel se aleja entre las calles transitadas por varios cochinos, perros, burros y gallinas. Marcelino lo ve alejar hasta que se desvanece entre la espesura del camino.
Son las 11 de la noche. Marcelino espera agazapado, oculto entre el follaje del camino, en una de sus manos el machete que suelta chispa de brillantes reflejos lunar, en la otra una botella de Ron con el tinto liquido rojizo. Un leve sonido de hojarascas secas lo sobresalta, cuando ve en la distancia un punto rojo por donde surge un humo azulado y la larguirucha silueta de Don Manuel Sucre.
-¡Don Manuel!
-¡Muchacho! ¡Con cuidado! Mira que en estos montes te puede picar una cuaima.
-No se preocupe Sr. Yo estoy preparado. Las cuaimas me tienen miedo.
-¡Anja!
-¿Bueno donde empezamos?
-tranquilo, sígueme es allá en Cerro Blanco, tenemos que camina una hora, estaremos allá exactamente a las 12 de la noche.
Don Manuel Sucre extrae del mapire un antiguo mechón y encendiéndole prosiguen el camino.
En el silencio de la oscura noche, iluminados por la débil brillantes del mechón de kerosén inician la excavación con picos y palas. Arduo es el trabajo por la endurecida piel del suelo montañoso, el sudor corre a raudales y se adhiere a las camisas embadurnadas con el barro rojizo y legamoso.
Esto si esta hondo mi señor ¿no será esto un embuste de parte de su abuelo, perdone mi entrometimiento?
¡Caramba muchacho! Menos palabrería y más trabajo. Yo creo que estamos cerca.
Interrumpen aquel corto dialogo para seguir hiriendo debilitados aquellas malditas tierras. Una brisa fría y húmeda se lleva el eco de la sonoridad escabrosa del pico y la pala, apagando levemente la llama amarillezca de la lámpara de fabricación domestica.
Hombres y paisajes se fundían con la triste luz de la farola, en la distancia algunos cantos de gallos pronosticaba el final de aquella noche y los ladridos de los perros exaltaban la premonición de la muerte.
-Aquí, aquí Don Manuel, aquí está.
-¡Donde que no veo nada!
Don Manuel se restriega los ojos y con la punta de la camisa se limpia bruscamente el sudor de la frente, imperceptible ve el lumínico brillo del oro atrapado en el fondo de un triste tinajón deteriorado por el tiempo. La alegría lo invade toma el oro en sus manos y limpia las monedas sobre la piel del pantalón humedecido, las muerde, las besa, las lanza hacia arriba como envuelto por una locura demencial. Abrazando eufórico al muchacho le susurra suavemente al oído.
¡Muchacho esto hay que celebrarlo!
Jala el mapire que se localiza al lado de aquella bóveda de tierra y extrae un “Cuartito de Ron”, lo destapa suavemente y echa un poco sobre la madre tierra y olvidándose por la emoción de aquella bebida envenenada exclama:
¡Este es para el difunto!
Y al culminar su empobrecido agradecimiento se escancia hasta la mitad el líquido rojizo.
Toma muchacho, brinda conmigo.
Marcelino toma deprisa aquella bebida demoníaca en su manos y cuado decide tomarla se detiene al ver a Manuel Sucre desorbitar los ojos y gritar espantosamente.
Manuel Sucre siento unos latigazos enfurecidos en el estomago y de súbito se acuerda del ácido muriático que había mezclado con aquella bebida infernal. Marcelino lanza la bebida entre el follaje y tomando todo el tesoro huye despavorido devorado por la espesura en tinieblas.



En: No Categorizado
Permaenlace: Cuentos/Venezuela / El entierro del Diablo/Jhosue Villarroel
Comentarios: 31
Leído 7773 veces.



22.3.2007 GMT

¡ Ahhhhh Las Abuelas!!!!!!!

Pulsa aqui para ver la imagen a tamaño completo

Un veterano doctor habia estado viendo a una señora, ahora de 80
años, por casi toda su vida y finalmente se jubiló.
En la siguiente revisión, un nuevo doctor le pidió que trajera una
lista de todas las medicinas que le habían recetado anteriormente.
Cuando el joven doctor revisaba la lista, sus ojos casi
se desorbitaron cuando vio que le habían recetado
píldoras anticonceptivas.
- "Doña Berta, ¿Usted sabe que estas son PÍLDORAS ANTICONCEPTIVAS?"
- "Sí Doctor me ayudan a dormir por la noche".
- "Doña Berta, le aseguro que no hay ABSOLUTAMENTE NADA en estas
píldoras que la ayuden a dormir".
Entonces la viejita se acercó al joven doctor, le dio una
palmadita en su brazo y le dijo:
- "Sí, mi querido dókter, eso ya lo sé. Pero todas las
mañanas disuelvo una en el jugo de naranja de mi nieta de 16 años y
si viera qué bien duermo yo todas las noches..."



En: No Categorizado
Permaenlace: ¡ Ahhhhh Las Abuelas!!!!!!!
Comentarios: 0
Leído 1938 veces.



21.3.2007 GMT

Cuento/ Chile/ Vida Artificial /Maida Ribeck/

Imagen
por magdalena220 , 17 mar 2007
El brillo del sol se filtraba por la ventana, iluminando mi cara. Seguramente la sirvienta había descorrido las cortinas, pensando que ya era hora de que me levantara y empezara el día. Ella jamás entendería que yo no deseaba volver a abrir los ojos. ¿Cómo podía llegar siquiera a imaginar que el hijo de un exitoso empresario podría odiar tanto su vida?
Me di la vuelta y tapé mi rostro con su sábana, pero ya no pude seguir durmiendo. Siempre me pasaba lo mismo: al despertarme, ya no podía volver a dormir, lo que era una verdadera tortura cuando me sucedía en medio de la noche. ¿Qué hacer teniendo tanto tiempo libre? Meditar… meditar sobre la vida, y sentirla cada vez más ausente, más falsa e irreal.
Fastidiado por aquellos pensamientos, y por haber sido obligado a salir de aquel seguro mundo de ensueños en el que me encontraba, me levanté de la cama. Caminé hacia la ventana, y la abrí. A través de aquel marco pude ver el mundo exterior, tan maravilloso como siempre aparentaba ser. El sol brillaba en un cielo celeste, completamente despejado. Si veía hacia la izquierda, podía ver aquellas enormes construcciones que eran las viviendas de los ricos, limpias e inmaculadas. Sus transparentes vidrios reflejaban los rayos del sol, de forma que parecía que sus casas poseían sus propios pequeños soles, que con su luz respondían a los potentes rayos del Sol mayor. Irónico, aquellos soles parecían calentar hogares donde la frialdad y la hipocresía eran pan de cada día. A mi derecha, podía observar el río, grande y poderoso ahora que la temporada de deshielos había comenzado. Y al otro lado del río, veía las pequeñas casas de los más pobres, con sus caminos de tierra. En esas calles veía a niños jugar, seguramente sonriendo y disfrutando de aquel simple juego de golpear a una pelota. Cómo envidiaba a aquellos niños. Podían jugar tranquilos todos los días, sin preocuparse por ensuciarse o despeinarse. Podían comer dulces y cosas no muy sanas, pero de delicioso sabor. Todos los días los veía jugar entre ellos, y disfrutar de su mutua compañía… Disfrutar de todo eso que a mí se me había negado.
Me agradaba mirar por la ventana, pues a través de él no se podía ver maldad ni crueldad. Aquella ventana siempre me mostraba lo mismo, un mundo perfecto donde todos eran felices, y donde todo parecía pintado de mil colores. Pero, aquella ventana era igual a las personas: mostraba algo que no existía. Aquella ventana era hipócrita, engañosa. El mundo jamás sería tan maravilloso ni tan simple como ella mostraba. Mas, a pesar de saber aquello, no podía dejar de mirar por la ventana cada mañana. Ella era mi compañera fiel; siempre me mostraba lo mismo, incambiable, jamás me traicionaba ni me decía que me arreglara para verla. Esta era la amiga que me daba la fuerza para afrontar el siguiente día, que como siempre estaría lleno de penumbras.
Me alejé de aquella, mi única amiga. Había empezado a sentir hambre, y si quería comer debía ir a arreglarme primero. Esas eran las reglas de la casa: nadie puede comer a menos que se encuentre vestido, presentable. Crucé mi pieza y abrí mi armario. Montones de ropa limpia, doblada cuidadosamente, aparecieron ante mis ojos. Ver aquello, por alguna razón, me fastidió. ¿Para qué quería yo tanta ropa? Solo podía usar una combinación al día, y tener tanta variedad solo me traía problemas al momento de elegir. Tantos tipos de ropa, tantas opciones para combinar… y si elegía mal, debería regresar a cambiarme. Y allí empezábamos de nuevo: ¿Qué ropa elegir? ¿Cuál combinar?
En ese momento no me sentía con ánimos para preocuparme por la elección de mi ropa. Solo metí mis manos, y saqué la primera polera y el primer pantalón que toqué. Me quité el pijama con rapidez, y cubrí mi cuerpo con aquella ropa recién seleccionada. Luego me dirigí a mi baño. Abrí el grifo y con el agua me lavé la cara, y peiné un poco mis cortos cabellos. Examiné mi reflejo en el espejo ubicado sobre el lavamanos. Aborrecía peinarme así, con el pelo pegado a mi cabeza, mas si no bajaba así tampoco me dejarían comer. En ese momento, me percaté de que había algo más en mi reflejo, algo que me sorprendió encontrar. Allí estaba aquella mirada vacía, ausente, que me invadía siempre que me sentaba junto a aquella gente rica, los amigos de mi padre, o junto a aquellos petulantes que eran sus hijos. Esa era la mirada de alguien que ya no espera nada de la vida, de quien se ha rendido. La mirada de un muerto. Y ahora, simplemente al despertar estaba allí, como una maldición. ¿Se convertiría aquella en mi mirada, la que tendría por siempre? Preferí no darle más vueltas al asunto. De todas formas, si es que pasaba, aquello no me afectaría en nada.
Bajé y llegué al primer piso. En el comedor encontré mi desayuno servido: cereales y tostadas. Y, al igual que todos los días, allí se encontraba aquel odioso José. Él es otro de los sirvientes, pero este está encargado principalmente de mí. Siempre vigila que este vestido “presentable”, que estudie y de que no me pase nada. Absolutamente nada, ni peligroso ni divertido. Me obligaba a llamarle Señor José, y a tratarlo de “usted”. Decía que aquello me recordaría que era la autoridad, y que debía obedecerle. Yo le aborrecía, y estaba seguro que él sentía lo mismo por mí. Pero lograba ocultarlo perfectamente frente a mi padre.
- Veamos, Manuel, cómo te has vestido hoy. – me dijo apenas me vio.
Me revisó con la mirada. Una sonrisa maligna apareció en su rostro, y yo supe lo que sucedería sin necesidad de que me lo dijera.
- No me gusta cómo se ve esa polera con ese pantalón. Anda a cambiarte.
Subí corriendo las escaleras, y me puse una polera blanca. Ahora no podría decirme que la ropa no combinaba, pues la sirvienta me había contado que el blanco combinaba con todo.
Al volver donde él, ya no tuvo ninguna escusa para evitarme el desayuno, así que pude comer. Aunque claro, no tenía ninguna esperanza de pensar en que me dejara comer tranquilo: no, él estaría vigilando que comiera con lo que según él eran buenos modales.
No creo necesario contarles los comentarios que me hizo, pues les puedo asegurar que nada de lo que diga José les interesará. Prefiero saltarme aquella parte, y volver a relatar desde el momento en el que finalmente logré salir de mi hogar. No tenía ningún interés por quedarme allí, encerrado junto a José, por lo que apenas vi la oportunidad escapé. Corrí por el patio y llegué hasta la entrada antes de que alguien me viera. Salí a la calle, donde empecé a caminar. Nadie corría por esos lugares, y no quería atraer la atención.
¡Por fin paz y soledad! ¡Tranquilidad! Salir de aquella cárcel que era mi hogar causaba aquel cambio inmediato en mí. Poder escapar de José, de estar limpio, de las reglas, de la gente hipócrita... era lo mejor que me podía pasar.


En: No Categorizado
Permaenlace: Cuento/ Chile/ Vida Artificial /Maida Ribeck/
Comentarios: 0
Leído 2958 veces.



21.3.2007 GMT

Fabula/Venezuela/LOa Indígena Mara/Jhosue Villarroel

Imagen

La Indigena Mara

Publicado por jhossue , 28 sep 2006

Los cuentos indígenas siempre me han gustado porque son muy especiales, me hacen viajar astralmente con su literatura sorprendente a su pasado y eso me hace recordar que yo también soy un indio, mi padre era uno de ellos pero misturado. Como me considero un indio, hoy escribo las historias de mi tribu Guarauna:

MARA
Antes Que llegaran los Frailes a sacar los indios de los montes sagrados, las aguas de los caños eran azules como el cielo y sus tierras eran buenas, fértiles y se podía caminar con seguridad pues no eran barrosas.
Mara era una hermosa joven indígena de la tribu de los Guaraunos, hija del cacique Guarumo y la cacica Majagua.
Cuando decidieron marcharse de sus tierras que estaban ubicadas entre los caños del Golfo para ir en pos del Fraile Silvestre, Mara la hermosa indígena les dijo dulce a sus padres:
Padres míos yo no quiero desobedecerles a ustedes, pero yo no quiero marcharme de mis tierras, allá no es seguro y aquí nos protege el Dios de estas aguas que son tan limpias como los ojos


En: No Categorizado
Permaenlace: Fabula/Venezuela/LOa Indígena Mara/Jhosue Villarroel
Comentarios: 14
Leído 7751 veces.



21.3.2007 GMT

Minicuento/Venezuela/ Réquien para un Caido/Participación Resurgida

Réquiem para un caído
sexxxtosentido , 25 ago 2006
No se sabía a ciencia cierta cómo había llegado a esa triste situación. El siempre creyó que sería un fiel servidor a la hora de los sagrados alimentos pero su futuro nadie podía garantizarlo en esta, su hora trágica. Ensangrentado, recordaba con angustia las horas íntimas en que conoció las mieles de un beso apasionado. No fueron pocas las veces que entró en fricción con sus hermanos inferiores demostrando así un gran coraje. Ya no se sentía firme como antes, sabía que en cualquier momento caería en una incipiente orfandad, lejos de su raíz, la misma que le diera origen y presencia. Moriría sin que nadie recordara las múltiples batallas que libró majando la carne enemiga. Presentía en el cadalso, que su lugar –espacio de toda la vida- no duraría mucho tiempo vacío. Nadie le extrañaría en el devenir de los tiempos. Temporalmente, su ausencia sería notoria en el reflejo de espejos vitales y arrancaría tan solo gestos de rabia y vergüenza.
La sangre continuaba manando a borbotones y solo una delgada nervadura le sostenía en sus últimos momentos. La medicina moderna no podría hacer nada por él, acaso la tecnología de punta se encargaría de echarle tierra a su recuerdo.
No se escuchan repicar las campanas por él, ni siquiera un solitario rezo de despedida. Llorar no podía, aunque quisiera. El único hilo que lo mantuvo aferrado inútilmente al terminar su vida se rompió. Fue cayendo al vacío como quien en profunda pesadilla jamás despertara… Yacía inerte en medio de un charco de sangre.
Con su triste e inevitable partida, y luego del pleito callejero en que estuve yo mezclado, mi encía perdió uniformidad y me apodaron “chimuelo” mientras vencía el miedo de ir al dentista


En: No Categorizado
Permaenlace: Minicuento/Venezuela/ Réquien para un Caido/Participación...
Comentarios: 2
Leído 2601 veces.



21.3.2007 GMT

Relato/ Mexico/ Espérame/ Lety XXXX

lety , 20 mar 2007

Imagen


Que triste recordar todo lo que pasó, a partir del día en que nos dijimos adiós; Que difíciles pruebas tuvimos que afrontar para estar de nuevo juntos como hasta el día de hoy.

Recuerdo el día en que llegamos a la central, los dos con una gran sonrisa que disfrazaba el dolor que sentíamos por la separación, mas nuestros corazones no querían soltar el recuerdo amargo de una separación inminente.


Al llegar la hora de partir, ¡¡ahh!! Ese beso que nos dimos quisimos que fuera eterno, y el sabor a sal que corría por mi rostro llegaba a mis labios separándonos, mientras el llanto ahogaba la voz, sentía que moriría sin él; mi mano sujetaba fuertemente su mano, entre lagrimas, sobraron los te amo, ¡¡no quería partir!!!.

Con una sonrisa que aprisionaba su tristeza, dijo: te amo, espérame. ..Que pronto a tu lado estaré, ¡para no separarnos jamás!, nuestros brazos se aprisionaron en un fuerte y tierno enlace; mientras besabas mis lagrimas secándolas con sus labios.

A bordo del bus traspasé fronteras alejándome más del hombre que amaba dejando atrás la mitad del corazón, ¡¡Dios permíteme mirarle de nuevo!! Rogaba se me concediera estrecharle nuevamente.

En el camino a casa mi mente parecía una película muy bella donde los protagonistas sólo eramos los dos ; cada segundo, cada momento cada beso, cada caricia, venia a mi mente,¡¡Quiero dormir y despertar teniéndole a mi lado sabiendo que este adiós solo fue un mal sueño!!.

Llegue a casa siendo otra, mi vida cambio de manera sorprendente, mi alegría quedó a miles de kilómetros detrás de esa frontera que un día fue deseada, pero ahora por tan odiada.

Oraba rogando poder verle, tocarle, oírle, tenerle, ¡¡como me haces falta!!¡ ¡dios como le amo!! . Mis ojos perdieron su brillo apagando se de tanto llorar, de extrañarle, de añorar la hora de volverle a ver.

Sin saber que el se encontraba igual, se sentía solo, su casa no era igual, faltaba la luz de su vida, nada tenia sentido sin su otra mitad.

Durante días planeo su viaje, sin importarle que no contara con los recursos para emprender su viaje, el amor le llamaba y no le importaba traspasar fronteras, ni lo que le esperaba, seria muy largo, el mas largo de su vida, pero ella lo valía.

Un día se levanto con la firme decisión de partir y hablo con su madre, se despidió de ella con el llanto en sus ojos, ¡¡ perdóname mamacita!!ella es el amor de mi vida y me esta esperando, sin ella no puedo vivir . Déme su bendición y pídale a Dios que me ayude a llegar con bien.

Tomo su morral, en el cual llevaba la esperanza, y muchísimo amor. Camino rumbo a el llamado, a paso firme y seguro, sin dar marcha a tras, camino por días, ocultando se al pasar la frontera, logrando pasar sin ser visto, para el fue su primer logro, el siguiente era aguantar el largo camino que le esperaba, mas el recuerdo de esa mirada, de esa sonrisa, le daba fuerzas para continuar.

El sol era su compañero de caminote día, mas el calor era tan intenso que lo hacia desfallecer haciendo sus pasos lentos, mientras la sed secaba sus labios dejándolos pálidos y agrietados.

Por la noche su única luz era la luna que alumbraba su camino hasta que ya no podía seguir mas, quedando se a dormir donde el cansancio no le dejaba seguir mas, su cobijo era la oscuridad de la noche.

Por muchos, muchísimos días esto fue su vida, sin contar las veces en que abrazaba a su estomago tratando de detener el hambre que le mataba.

El amor que sentía le daba fuerzas a sus quebrantos, viajaba con la ilusión de ver el rostro de su amada, al mirarle llegar, el deseo de probar de nuevo sus besos, y de vivir de nuevo junto a ella.

Después de caminar hasta muy tarde se quedo dormido sin saber donde, la desesperación comenzaba a ganarle, y sentía que perdía sus fuerzas. Quedo dormido bañado en llanto y fatigado, pero al despertar miro con alegría que al fin había llegado a su destino.
Busco agua para asearse, y saco de su morral una playera limpia, tratando de lucir bien, no quería que ella le viera la cruz que había cargado durante todo su viaje.

Muy temprano llego a la casa de su amada¡¡ahhh!! Inhalo aire soltándolo con agradecimiento¡¡ gracias Dios!!.
Súper nervioso toco la puerta, mas nadie le respondió, el nerviosismo se apodero de el y temblaba de miedo de imaginar que había llegado demasiado tarde, toco de nuevo mas fuerte con la esperanza de que respondieran su llamado.
Despertando de su sueño, mas dormida que despierta fue abrir la puerta y al mirar a quien estaba del otro lado, creyó que aun dormía, no podía creer que fuera realidad ¡ debo estar dormida! Sin poder moverse ni hacer nada lo miraba asombrada. Mientras el la tomo en sus brazos diciéndole : te amo te dije que llegaría !!y con un beso tierno se unieron para no separarse mas.

La fuerza del amor puede mas que todo.




En: No Categorizado
Permaenlace: Relato/ Mexico/ Espérame/ Lety XXXX
Comentarios: 2
Leído 3180 veces.



21.3.2007 GMT

Narración/España/ Hubiera Querido /Yolanda Gutiérrez Martos

Hubiera querido...

por enna , 05 mar 2007

Imagen Barcelona España

Hubiera querido deslizar suavemente mis dedos sobre tus labios y besarlos, y arrebatarte así un poco de aliento de vida, esa vida que lentamente me abandona cada día. Si no hubiera bebido una vez del manantial de tu boca, no estaría volviéndome loca por no poder volverlo a hacer. Si no hubiese avivado las ganas de fundirme en tu cuerpo, hoy todo tendría remedio aunque no hubiese apagado mi sed. Si no me hubieses mostrado el camino, de los senderos prohibidos que recorrí por tu piel, hoy yo podría vencer... vencer esta maldita enfermedad a la que llaman Amor, y que no había padecido jamás. Hoy al verte de nuevo, hubiera querido por última vez, envolverme en tu cuerpo y morirme muy despacio dentro de él.


En: No Categorizado
Permaenlace: Narración/España/ Hubiera Querido /Yolanda Gutiérrez...
Comentarios: 10
Leído 3100 veces.



21.3.2007 GMT

21 de Marzo Día Internacional de la Poesía

Me pierdo
en cada palabra
y me descubro
más tarde
nómbrandote
y tú callas
temes herir a la noche
con tu gemido de amor
Mirta L. Urdiroz
Disfrutemos la Poesía


En: No Categorizado
Permaenlace: 21 de Marzo Día Internacional de la Poesía
Comentarios: 6
Leído 3453 veces.



20.3.2007 GMT

Orquideas

foto de flor orquídea blanca Cattleya Gaskelliana

foto de flor orquídea bicolor fucsia y amarilla Cattleya

foto de orquídea bicolor blanca y fucsia

foto de flores orquídeas multicolores Cattleya

foto de flores orquídeas blancas Phalaenopsis




En: No Categorizado
Permaenlace: Orquideas
Comentarios: 15
Leído 65535 veces.



20.3.2007 GMT

Poesía / USA/Despedida de Un Amor/cati Mercadal sans

Sus pupilas ya cerradas
Blanca su tez tranquila
Como una rosa muy bella
Sus labios el besaría

¡Adiós amor de mi vida!
Yo nunca te olvidare
Aún que estés en el cielo
Siempre a ti te querré

Serás la estrella más hermosa
La rosa más primorosa
La princesa más querida
En el cielo y en mi vida

Junto a Dios me esperaras
A que llegué mi partida
¡Adiós amor de mi vida!
Aun después de tu muerte

Te seguiré amando
Pasaran noches y lunas
Tú me estarás esperando

Yo Siempre te recordare
¡Hasta que contigo este!



En: No Categorizado
Permaenlace: Poesía / USA/Despedida de Un Amor/cati Mercadal sans
Comentarios: 4
Leído 4145 veces.



20.3.2007 GMT

Poesía/Venezuela/ Tu Mirada/elizabeth urribarri

eliurrz13 , 20 mar 2007

Imagen
Cuando muera quiero llevarme tu mirada
De alguna manera incrustada o labrada...
Quiero verla en el cielo,
En el fuego eterno, o flotando en la eternidad de la nada

Quiero verla eternamente...
Disfrutarla...

Y es que por esa mirada:
Me escapo, me aquieto,
Me escondo y manifiesto
Con ella abrazas...amansas, a esta gata desgastada...

Con ella viajo a un futuro, en cascadas
De emociones excitantes...
Delirantes...
Y al mismo tiempo me paseo
Por pasillos húmedos, oscuros e intrigantes...

Tienes ese poder sobre mí,
Que nadie nunca había tenido...
Nadie, con solamente la mirada,
Me había hecho sentir...
Cosas tan hermosas y sagradas...

Por eso tengo hoy que escribirle
Un homenaje a tu mirada
Que se burlen
Que critiquen a mansalva
Que hagan los lectores lo que quieran
¡Pero que no me den la razón en nada!...

Elizabeth Urribarrí


En: No Categorizado
Permaenlace: Poesía/Venezuela/ Tu Mirada/elizabeth urribarri
Comentarios: 4
Leído 2982 veces.



20.3.2007 GMT

Poesía/Venezuela/Mi Autopsia/Joanna Puyosa

joanna_dt , 20 mar 2007

Imagen

Te asisto en mi autopsia

como instrumentista obediente,

-callada y llorosa-

resignada al exilio,

desgarras mis entrañas

de mi cuerpo inerte,

me extraes el corazón

que ya dejó de latir...

te lo llevas como premio

a tu colección de amores

rotos por tus afiladas tretas

y tus extraños sin sabores,

quise huir de tus oscuras redes

pero igual caí en ellas,

me has quitado el aire

y la muerte me lleva...

Aparqué mis sentimientos

en el desierto de tu alma,

donde no hay afecto

ni consideración, ni abrigo,

te burlaste de mi llanto,

de mi amor y entrega

y ahora me cortas en pedazos

mientras yo te ayudo sumisa,

-callada y llorosa-

resignada a mi autopsia!


En: No Categorizado
Permaenlace: Poesía/Venezuela/Mi Autopsia/Joanna Puyosa
Comentarios: 12
Leído 2531 veces.



20.3.2007 GMT

Poesía/Colombia/Metarmorfosis de la Palabra/Alfredo Cortés

Metamorfosis de la palabra

alcortes , 19 mar 2007



Las palabras aprovechan la noche
Para bajar hasta el bosque
No necesitan un guía
Porque fueron ellas
Las que nombraron
Los árboles
La primera vez


Las palabras se confunden con la noche
Para robarle a la luna
Jirones de luz
Y plantarlos como faros
En los montes cercanos
Para acompañar
Los desvelos
De los enamorados


Las palabras caminan despacio en la noche
Se recuestan en los brazos
De los faroles
Y susurran silencios
A quienes inventan orgías
Para confundir
Su soledad


Yo me camuflo como palabra en la noche
Entro en el silencio de tus sueños
Desbarato afanes
Pesadillas y malos presagios
Y anticipo la alborada
Para sellar tu boca con la mía
Y, mientras regresa la noche,
Dejarla dormir
Hasta que sea
La luna
La que se transforme
En palabra


Imagen


En: No Categorizado
Permaenlace: Poesía/Colombia/Metarmorfosis de la Palabra/Alfredo...
Comentarios: 6
Leído 2547 veces.



Página 1 de 3. Total : 57 Artículos.

Rubén Patrizi

Venezuela, Venezuela

Las personas que adornan una esquina, dando colorido a su lucha diaria en su eterno vivir, para ellos,...

Mi perfil Completo


Buscar

 


atom



Blog Gratis para humanos.


vocessusurrosrumorygritos-vocessusurrosrumorygritos