Revista Literaria Periódico Cultural

14.2.2007 GMT

Revista soporte papel / Ejemplar 12/

Voces susurros
Rumor y Gritos
Periódico Cultural
Director Editor: Rubén Patrizi
Febrero 2007.AÑO1#12
Blog: revistavoces.ohlog.com/profile
Filosofar es esto: examinar y afinar los criterios
Epicteto de frigia
Feliz día del amor y la amistad
paisajes

Editorial

Llegamos al ejemplar doce, un año que pasa raudo, silencioso, lleno de hechos y logros, con voces y palabras de los amigos que me acompañan con sus escritos y que plasman en ellos las ideas y pensamientos, el concepto de su diario vivir, de sus cotidaniedades, ese diario que hacer que se conjuga en prosa, como las florecillas silvestres, los Haykus de Gloria, o los poemas llenos de alma de Mirta, íntimos de la revista.

El folclor de Venezuela, en el colorido del caribe, con la universalidad de temperamentos y el clima de sitios que hace una variedad de idiosincrasias que se consustancia con la tierra,

Los de pie de monte, los de los páramos, las ciudades, con el eterno verano y el eterno invierno que acá son dos y son uno, los ríos, llanos, montaña y selva.

Nuestra gente y su calor, la sonrisa de los pueblos.

Lo apasionado es la gente, lo importante es ella. Sus Voces, sus susurros, sus rumores y sus gritos.

Gracias a todos los que colaboran en esta idea......

INSTRUCCIONES PARA MONTAR

UNA BICICLETA AMARILLA

Milka Rabasa/ Versión “Aleixandre dice....”

Al gran Cronopio

Después de haber asido enérgicamente el timón con ambas manos, coloque el pie en eso cuadradito y paralelo con el suelo llamado pedal y con el pie (no confundir con el anterior pie pues las consecuencias serían catastróficas) darse un impulso capaz de echar a andar el vehículo y enseguida elevar la pierna por el aire más arriba del asiento hasta colocar el trasero justamente en él y colocar el segundo pie mencionado en el segundo pedal que se halla al otro lado de la bicicleta.

Comience a deslizarse con sonrisa de tajada de sandía si el paseo es calle abajo; en cambio a impulsar los pedales con los pies y ya sin sonrisa si es calle arriba. De preferencia habrá de buscarse superficies planas si no se quiere sentir un terremoto bajo el cuerpo. Si le gusta puede canturrear sus melodías favoritas y por favor, aléjese de los edificios en cuyo pórtico se lea PROHIBIDO ENTRAR CON BICICLETAS no sea que a su bicicleta y a Ud. Se les lastimen las astas.

_________________________________________________________________

Amante

Pasajera de una ilusión

La que concede

la que calma

Intentos de pasión

desesperados

acorralados

Intolerable soledad

soportas

jugando al amor eterno

mientras el tiempo

te consume

Sin barrera

hasta enloquecer

hasta no poder más

hasta no saber más

Y dar dar

y soportar

desgarrada

Sufrir por no saber

cuándo será

la próxima mirada

Mirta L. Urdiroz

_____________________________________________________________________________

La experiencia y la filosofía que no conducen a la indulgencia y a la caridad

Son dos adquisiciones que no valen lo que cuestan

Alejandro Dumas (Hijo)

-----------------------------------------------

__________________________________________________________

Depende de la Forma


Un sultán soñó que había perdido todos los dientes. Después de despertar,
mandó llamar a un sabio para que interpretara su sueño.

- ¡Qué desgracia, Mi Señor! -exclamó el sabio-, cada diente caído representa
la pérdida de un pariente de Vuestra Majestad.

- ¡Qué insolencia! -gritó el sultán enfurecido-, ¿cómo te atreves a decirme
semejante cosa? ¡Fuera de aquí!

Llamó a su guardia y ordenó que le dieran al sabio cien latigazos.

Más tarde, el sultán dispuso que le trajesen a otro sabio y le contó lo que
había soñado. Este, después de escuchar al sultán con atención, le dijo:

- ¡Excelso Señor! Gran felicidad os ha sido reservada. El sueño significa
que sobrevivirás a todos vuestros parientes.

Se iluminó el semblante del sultán con una gran sonrisa y ordenó que le
dieran al sabio cien monedas de oro.

Cuando éste salía del Palacio, uno de los cortesanos le dijo admirado:

- ¡No es posible! La interpretación que habéis hecho de los sueños es la
misma que el primer sabio. No entiendo porqué al primero le pagó con cien
latigazos y a ti con cien monedas de oro.

- Recuerda bien, amigo mío -respondió el segundo sabio- que todo depende de
la forma en el decir... Uno de los grandes desafíos de la humanidad es
aprender a comunicarse.

De la comunicación depende, muchas veces, la felicidad o la desgracia, la
paz o la guerra. Que la verdad debe ser dicha en cualquier situación, no
cabe duda, mas la forma con que debe ser comunicada es lo que provoca en
algunos casos, grandes problemas.

La verdad puede compararse con una piedra preciosa. Si la lanzamos contra el

rostro de alguien, puede herir, pero si la envolvemos en un delicado
embalaje y la ofrecemos con ternura, ciertamente será aceptada con agrado.

Graciela E. Prepelitchi


"La verdadera amistad es una planta que crece despaciosamente, y debe
resistir los azotes de la adversidad para poder dar buenos frutos."

George Washington

Amigos de la Montaña

El grupo ondea su color. El amarillo, como flama solar. En los caminos serpenteante de la montaña, es la divisa que junto al sol, junto a la niebla, junto a la tarde y en el cansancio de una jornada y en la voz del maracucho que resuena como el río o como el viento, incansable.

Infatigable en su marcha, su mano fuerte y su paso ágil.

Se nos fue para vagar en otras montañas, a caminar otros senderos distantes y allí nos espera en la base de otra cumbre para vagar con él en otras excursiones.

Homenaje al incansable Roberto Gutiérrez, El Maracucho.

Líder de Amigos de La Montaña

Que en Paz Descanse.

3-2-2007

--------------------------------------------------------------------------------------------------------

Quijotillo Salvador Pliego

La mofa, la burla,
que el sueño no era la fama
sino la ventura,
que no buscaba clamores
sino del viento su soplo
y su eterna frescura.

Que yo no busco molinos, ni lanzas,
ni corceles de estampa o lanceras doradas
de hidalguense escudera y afamada prosapia.
Tan sólo un borrico de lerdo camino
y un Sancho que sepa de gesta
y sea, con suerte, la insigne maestranza.

Yo empuño mi verso
y de escudo el garbo de vuestra palabra
y un burro que lleve de Sancho
su noble enseñanza.

Campanas despierten, campanas resuenen,
en las llanuras pastoreando febriles biznagas,
y del as montañas, titilantes azaleas.
Resuenen de nuevo
en el cabalgar de las almas,
que llevo los sueños
sin coto y fronteras
cargando las propias y viejas lanceras.

¡Vamos borrico, a trepar las laderas!

Arremete, arremete,
al zorzal por enfrente,
cruel verdugo de los trajinantes.

Arremete, arremete,
a la espina
que es el aspa del molino gigante.
Con la voz en el pecho,
con el paso radiante,
a vencer la batalla, a vencer en el trote,
hasta la cumbre aguerrida del vergel y del monte,
hasta la cima aquella de los sueños del hombre.

¡Vamos borrico, a todo galope!

A vencer los zorzales, a vencer los gigantes,
a volar las alturas, a alcanzar las llanuras,
con el verso en mano de los caminantes.

Que no tengo hazañas,
mas aquella de Sancho
que su gloria forjara.

Que no llevo tiempo,
mas aquel del borrico
que surcara sin alas.

Arremete, arremete…
¡Vamos borrico, contra las dolidas zarzas!

A brincar las laderas,
trote que trote,
saltando las cepas,
trote que trote,
derrotando jinetes de nobles espadas,
persiguiendo los sueños
que me dieran por alas.

¡Vamos borrico, a pleno galope!

Arremete, arremete…
conquistando laderas,
devengando banderas
de sueños y de alas.

II
Un sueño, una alforja,
la foto de Aldonza,
el respaldo de Sancho,
un jumento mohino
reclamando el camino.

Un sueño,
decía el abuelo,
que naciera siempre
de una bella historia,
que volviera siempre
sobre la pradera,
que encumbrara siempre
la misma ladera,
y llevara el alma a la punta
de la hermosa vereda,
aún y cuando volviera sobre el mismo camino
y la misma ruta o la misma cerca que nadie saltara.
Un sueño de trote

-----------------------------------------------------

Cuida a tu Pareja

Por el Padre Ricardo Búlmez

Voy a decir algo que con seguridad va a molestar a muchos, pero que cuando
se los explique les va a molestar más, y es que a veces cuidamos más lo
seguro que tenemos, que lo inseguro.

Me explico: yo siempre digo, no cuides tanto a tu familia, cuida a tu pareja
y la gente se sorprende. ¿Pero como que no voy a cuidar mucho a mi familia?
¡Es mi familia!.....

Y *NO*, tu familia, que es tu familia, está segura, es tu familia, nunca se
pierde.!!!!

Ustedes han oído a alguien decir: Allí va mi ex hijo?; Allí va mi ex padre?
No, ¿verdad?.Pero si han oído, y muchas veces: allí va mi ex pareja.

Entre los padres, los hijos, los hermanos, la familia, es lo más seguro que
se tiene, no hay ex. Ellos están allí y por muchos años que duren sin verse,
por mucho tiempo que tarden en escribirse o en hablarse, ellos están allí.
Usted no puede decir aquella señora que va pasando por allí fue mi madre por
35 años.

Ella está allí, ella está segura. Y es más, les voy a decir otra cosa, de
todos los amores, que es tender lazos, de todos los puentes, el amor más
débil que existe, es el de pareja. En una pareja no hay nada. Por eso hay
que darlo todo, para quedarse con algo. Tener una pareja es como cuidar una
flor. *Si una flor no se riega, se muere, y si se riega mucho,
también. Hay que ser un artista para cuidar una flor.
*
Yo no sé cuidar flores, por eso soy cura. Por eso, el amor de padre, de
madre y de hijo es como tener un «cují coriano», nadie los riega, pero está
ahí.

Eso que llamamos amor eterno se da en papá, en mamá, en un hijo, y en los
amigos, que también puede ser un amor eterno.

Pero en una pareja es un amor diario, tiene que cuidarse todos los días.
Tengo un hermano en los Estados Unidos que se fue hace más de diez años y
duré más de diez años sin hablarle. Nunca le llamé, y puedo decirlo que
hasta por descuido. Siempre sabía de él por mamá, y cuando vino por primera
vez desde que se había ido, lo fui a buscar al aeropuerto, y cuando nos
dimos el abrazo fue tan fuerte que lloramos de emoción. Allí estábamos. Pero
vete de tu pareja diez años a ver qué encuentras. Eso es lo que dice que el
amor de pareja es amor de todos los días.

Yo puedo hablar con mi mamá cada semana, una vez a la semana, pero si
tuviera pareja la estuviera llamando a cada momento. Y no es que sea bueno o
malo, es que el amor es así. No se quiere a nadie más por no querer al otro.

Por ejemplo, yo comparo el amor de aquellas parejas que por alguna
circunstancia del destino tienen un hijo discapacitado. No es que no quieran
a los otros, pero ellos están seguros. De aquél tienen que estar más
pendientes, porque se puede caer, porque a lo mejor no come solo. En cambio,
los otros están y los quieren igual, y saben que están ahí.

Si tengo una pareja, ese es el amor discapacitado.

De ese tengo que estar más pendiente porque necesita más. El amor de madre es independiente, el amor de pareja es dependiente.

Ella depende de mí y yo dependo de ella. Estamos unidos «hasta que la muerte

nos separe», pero el amor que nos debemos es como el amor a un hijo discapacitado.


--------------------------------------

paisajes

El amor, esa locura necesaria

Según pasan los años

Los hombres griegos se casaban para asegurar la descendencia. Pero, como consideraban a las mujeres seres inferiores, reservaban el amor para los jóvenes varones, de entre 15 y 20 años. La sociedad romana era bastante permisiva. El poeta Ovidio escribió El arte de amar, suerte de manual erótico destinado tanto a hombres como a mujeres. Por el contrario, la Edad Media se caracterizó por las severas restricciones a la actividad sexual. En esta época nació el “amor cortés”, basado en la adoración platónica de la mujer y origen de los modernos galanteos, cortesía y caballerosidad. Con la consolidación de las monarquías europeas llegaría el tiempo de las intrigas palaciegas y las aventuras galantes de la ociosa nobleza que animaba las cortes. En contraste con esta vida lujuriosa, la ascendente burguesía se dedicó a cultivar una moral puritana y discreta. Finalmente, el siglo XIX vio llegar al Romanticismo, movimiento que se oponía a la racionalidad de la Ilustración y defendía lo instintivo, irracional, la pasión amorosa, consagrada en las novelas de Stendhal y Goethe.

La seducción

“Erotizar es revelar nuestra manera de buscar la felicidad y de jugar a vivir –asegura Boris Cyrulnik–. Si ella no erotiza como a mí me gusta, es porque no soy el compañero adecuado”. Cuando la chispa del cortejo se enciende, una multitud de pequeños detalles adquieren sentido: un gesto, los tonos de voz, el segundo en que un pliegue del vestido se adhiere un poco más al cuerpo de la chica. Todo genera atracción porque cada elemento está cargado de significado. Cultura, psiquis y bioquímica organizan la danza; los enamorados marcan los pasos sin siquiera saber que lo están haciendo. Hablan, pero las palabras apenas importan. Los signos no verbales toman la delantera. La distancia física se reduce, las miradas se encuentran, las pupilas se dilatan. Los neurotransmisores se activan y el cerebro descifra la sutil información que envían sustancias químicas como las feromonas (cuyo nombre podría traducirse como “comunicador de excitación”). Los deseos y ritmos corporales se sincronizan. La aventura apenas está por comenzar.

Amores famosos

Los más bellos relatos de amor parecen condenados al final trágico. Así lo atestiguan la historia de Romeo y Julieta o la de Cathy y Hearthcliff en Cumbres borrascosas. De lo contrario, culminan con el célebre “y vivieron felices” que resume todo lo que viene después. Respecto de los amores históricos, entre los más conocidos se cuenta el de Eloísa y Abelardo, cruelmente castigados por desafiar la rígida sociedad medieval. Más cercanos en el tiempo están los fogosos Napoleón y Josefina o la tormentosa relación entre el músico Frédéric Chopin y la escritora George Sand. Sigmund Freud supo sentir en su piel los ardores del enamoramiento cuando conoció a quien sería su esposa, Martha Bernays, y Friedrich Nietzsche se desvelaría ante el embrujo de Lou Andreas Salomé. Pablo Neruda encontró en Albertina Rosa la inspiración para escribir sus Veinte poemas de amor y una canción desesperada. Por su parte, ese emblema del desasogiego moderno que fue Franz Kafka vivió con Milena Jesenka el romance que daría lugar a las Cartas a Milena.

Feliz Día Del Amor y La Amistad

Hablar oscuramente lo sabe cualquiera;

Con claridad, muy pocos

Galileo Galilei

------------------------------------------------------

La especia en la que todos coinciden

Milenaria y con origen en la India, la pimienta, en todas sus formas y colores, se convirtió en un condimento aceptado por la gastronomía mundial

Las especias transitaron un largo camino, definieron imperios, nclinaron balanzas, engrosaron arcas, preservaron alimentos y enriquecieron el sabor de las cocinas. Cada una a su medida, pero ninguna quizá como la pimienta, con ese vuelo universal aceptado por la gastronomía de todos los continentes.

Sus orígenes se remontan a la India. Goletas, animales y carromatos sirvieron de transporte para llegar a lejanas latitudes, donde en cada lugar encontraron un nombre diferente que las identificara.

En Africa la llamaban pimienta de Guinea o granos de paraíso. En América, se la conoce especialmente como pimienta de Jamaica (pimienta dioica), un árbol cuyos frutos, racimos con pequeñas bayas, se recolectan verdes y se dejan secar hasta que adquieren el tono marronado negruzco que la caracteriza. Se conocen varios tipos de pimienta y a pesar de su aspecto diferente se trata del mismo producto cosechado en diferentes momentos de maduración. En todos los casos, se aconseja molerla en el momento de consumirla, para que sus perfumes no se volatilicen y el sabor quede fijado sobre los alimentos. El procedimiento consiste en varios pasos, siempre con granos del árbol pimentero. A continuación, se describen los distintos colores y sabores.

Por Miriam Becker
miriambecker@uolsinectis.com.ar


Pimienta negra

Se recogen las bayas antes de que maduren y se exponen al sol para que fermenten. De sabor fuerte y ligeramente picante-dulzona. Se usa entera, molida o machacada. La molida se conserva en recipientes sellados; la entera, en frascos oscuros.

Pimienta blanca

Se recolectan maduras, se mojan con agua de mar y se les retira la cascarita que las recubre, Emerge su núcleo interior blanco y se lo deja secar. Es mas picante que la negra y la reemplaza cuando se quiere evitar los “puntitos negros”.

Pimienta verde

Tiene un sabor algo frutal y es esencialmente aromática, con un suave toque a picante. Brasil es uno de los países que producen esta pimienta, gracias a un proceso de congelamiento rápido y posterior absorción del vapor

Pimienta rosa

Son las bayas que se dejan madurar en la planta, donde adquiere un tono levemente rojizo. La pimienta rosa es agradablemente aromática, pero no picosa.

Otras

La de cayena proviene de un pimiento rojo pálido o amarillo. Es punzante y se prepara a partir de chiles centroamericanos. La de Jamaica no es una pimienta propiamente dicha y se usa mucho en Medio Oriente.

----------------------------------------------------

por Meria Albari (ESPAÑA)

“Peter Pan”

En las noches de estrellas
me gusta tumbarme, mirar al cielo
y ... no pensar.

En las noches de estrellas,
me gusta buscar los sitios mas obscuros
y ... no pensar.

En las noches de estrellas
me gusta huir del ruido de la gente
y .... no pensar.

No pensar en otro tiempo
en otros días, en otras noches,
en otros cielos.

En las noches de estrellas
juego a ser Peter Pan.

----------------------------------------------------------------------------------------------------

Resultados


Había una vez, en un pueblo, dos hombres que se llamaban Joaquín
González. Uno era sacerdote el otro era taxista.
Quiere el destino que los dos mueran el mismo día. Entonces, llegan
al cielo, donde les espera San Pedro.
-¿Tu nombre? - pregunta San Pedro al primero.
- Joaquín González.
- ¿El sacerdote?
- No, no; el taxista.
San Pedro consulta su planilla y dice:
- Bueno, te has ganado el Paraíso. Te corresponden estas túnicas de
seda con hilos de oro y esta vara oro con incrustaciones de rubíes. Puedes
pasar.
- Gracias, gracias... - dice el taxista.
Pasan dos personas más, y luego le toca el turno al otro
Joaquín, quien había presenciado la entrada de su paisano.
- ¿Tu nombre?
- Joaquín González.
- ¿El sacerdote?
- Sí.
- Muy bien, hijo mío. Te has ganado el Paraíso. Te corresponde esta
bata de poliéster y esta vara de plástico.
El sacerdote dice:
- Perdón, no es por presumir, pero... debe haber un error. ¡Yo soy
Joaquín González, el sacerdote!
- Sí, hijo mío, te has ganado el Paraíso, te corresponde la bata
de...
- ¡No, no puede ser! Yo conozco al otro señor, era un taxista, vivía
en mi pueblo, ¡era un desastre como taxista!
Se subía a las aceras, chocaba todos los días, una vez se estrelló
contra una casa, conducía muy mal, tiraba los postes de alumbrado, se
llevaba todo por delante. Yo me pasé cincuenta años de mi vida
predicando todos los domingos en la parroquia.
¿Cómo puede ser que a él le toque una túnica con hilos de oro y una
vara de platino y a mí esto? ¡Debe haber un error!
- No, no es ningún error- dice San Pedro. Lo que pasa es que aquí en
el cielo ha llegado la globalización con sus nuevos enfoques
administrativos.
Nosotros ya no hacemos las evaluaciones como antes.
- ¿Cómo? No entiendo...
- Claro, ahora nos manejamos por objetivos y resultados. Mira, te
voy a explicar tu caso y lo entenderás enseguida:
durante los últimos cincuenta años, cada vez que tú predicabas, la
gente se dormía;
pero cada vez que el taxista conducía, la gente rezaba y se acordaba
de Dios.
Entonces, ¿quién vendía más nuestros servicios?
Nos interesan los resultados, hijo mío.
¡Re - sul - ta - dos!

-------------------------------

----------------------------------------------

------------------------------------------------------------------------

¿Gimnasia?, ¡qué aburrido!

Un régimen duro de ejercicios no es para todo el mundo. Mucha gente siente que pierde un tiempo precioso que podría dedicar a cosas más placenteras, como leer un libro. No obstante, ahora hay opciones incluso para los que detestan el gym

LONDRES.– Ana Matonic, de Scissor Sisters, lo resumió muy bien. Cuando le pregunté si hacía gimnasia, contestó: “¿Por qué querría pasar por una rutina gimnástica cuando puedo sentarme a leer un libro?”

Una exacta descripción de mis sentimientos. La gimnasia y el entrenamiento nunca me han resultado particularmente estimulantes. Creo que lo que me mata es la repetición, la sensación de ser un hámster en una rueda, esforzándome en un camino hacia ninguna parte, atrapada en una fábrica que no produce nada.

Después, me acobarda el brutal enfoque disciplinario de casi todos los entrenadores personales, y la relación sadomasoquista que una entabla con un tipo musculoso al que le paga para que la mantenga en forma a latigazos. Me recuerda mi temor infantil a las clases de educación física, a ser la última en las actividades deportivas, a sentirme inadecuada, detestarme a mí misma y, más que nada, el aburrimiento que me embargaba.

Sin embargo, realmente necesitaba un poco de actividad. Era una gorda indolente. Sentía el cuerpo amorfo, mis músculos se estaban atrofiando. Ya no podía meter mis bracitos gordos en ninguno de mis vestidos de firma. Había dejado de usar pantalones, y nada parecía sentarme bien ni darme un apariencia atractiva.

Sin embargo, me daban miedo el aburrimiento y la picadora de carne del ejercicio. Tenía en el bolsillo una tarjeta de miembro de un gimnasio, sin costo, pero jamás me había dado una vuelta por allí. Entonces entró en mi vida Steve Agyei. Ex bailarín y coreógrafo de gente como Jennifer Lopez, Beyoncé y Victoria Beckham, había viajado por todo el mundo bailando con las estrellas del pop. Es el entrenador de Cherie Blair y, a veces, de Tony. Está a punto de abrir un gimnasio llamado Beyond Lifestyle, donde pondrá en práctica sus conceptos poco ortodoxos. Para él, nada de trabajos forzados de rutina, tres veces por semana. Le gusta mezclar las cosas.

“Me aburro, y lo mismo le pasa a casi todo el mundo –dice–. Creo que es importante personalizar el entrenamiento para adecuarlo a lo que uno siente en cada momento. Si uno se siente estresado y agresivo, un poco de box; cuando alguien está rígido, Pilates o yoga. Es como la ropa a medida.”

Así, me embarqué en el entrenamiento a medida de Agyei. Nada de interminables repeticiones ni de sacudidas, saltos y flexiones militares. En cambio, un programa que mezcla disciplinas y que ayuda a mi cuerpo (y a mi confianza) a desarrollarse de maneras que jamás había imaginado.

La primera sesión se desarrolla en una oscura noche de lunes. Hacemos 20 minutos de cardiogym: 10 minutos de marcha rápida en la cinta y 10 de carrera. Estoy toda transpirada y me siento exhausta. Después, un poco de acuclillarse y levantarse y esas cosas. Más tarde, un poco de elongación. Algunos ejercicios son graciosos: separar las piernas hasta ponerlas casi horizontales y después estirarlas y levantarlas como hacen los bailarines. Después hacemos un poco de pesas, algo más directo.

El día siguiente de mi primera sesión, mi estado es asombroso... me siento completamente rejuvenecida. El domingo, estoy en Miami por trabajo y, por sugerencia de Agyei, hago una sesión de yoga en la playa. La semana siguiente, vuelvo al gimnasio para un poco más de su poco ortodoxa mezcla de cardiogym, estiramiento tipo danza y pesas. Hacemos capoeira brasileña. Agyei incluso me pasa a buscar para ir a clase. Salimos a correr por Primrose Hill. Practicamos yoga. No hay nada aburrido ni sádico en todo eso. Mi estómago se reduce, mis músculos se tonifican. Pero, más importante, me siento brillante, fresca, renacida.

--------------------

-----------------------------------

--------------------------------------------------------

---------------------------------------------------------------------------

ABUELOS

Hace tiempo circulo un texto (tuvo diversos títulos "la media cobija", "el
tazón de madera", etc.)
Todos referían el mismo tema.... Reflexione, pero sobre todo tome conciencia
del importantísimo testimonio que damos con nuestras acciones a quienes nos
rodean, sobretodo a nuestros hijos.
El texto decía mas o menos así:

Un día un señor ya grande solo, cansado, decidió buscar a su único hijo para
irse a pasar sus últimos días de su vida con él y su familia, en busca de
compañía, cariño y comprensión. El señor esperaba que su hijo lo recibiera
con los brazos abiertos; el hijo al ver lo que deseaba el papá comenzó a
decirle que en su casa no tenía lugar y espacio para él, así como tampoco lo
aceptaría su familia.

Finalmente, el hijo aceptó que su padre se quedara en el cuarto de la
servicio solo durante un tiempo. Éste llamo a su pequeño hijo de tan sólo
ocho años de edad y le pidió que le trajera a su abuelo una vieja frazada.
El niño tardaba demasiado, el padre subió para ver cual era el motivo de la
tardanza del niño. Este pequeño estaba cortando la cobija en dos partes, el
padre enfurecido le preguntó ¿por qué estas cortando en dos partes esa
cobija?
El niño respondió: para guardarte la mitad de ella para que cuando tú seas
viejo y vayas a mi casa ver en que lugar te pondré.

Hoy en día la mayoría de los hijos optan por llevar a los padres asilos o
geriátricos, justificándose y explicando que están mejor “atendidos”.
Un anciano, no debería ser una carga para los hijos.

Somos conscientes que ya no cuentan con las mismas capacidades, habilidades,
y fuerza que un adulto "apto", pero siguen siendo "nuestros", y básicamente
son seres humanos que en su momento, pudieron sostenernos, inculcarnos
valores a través de juegos, retos y obligaciones, modalidades y conductas,
corrieron con nosotros, nos enseñaron a hacer nuestros juguetes o a tirarse
al piso y jugar con nosotros, nos levantaron en sus hombros, nos hicieron
hamaquita", colorearon nuestros sueños, hicieron un tambor de una cacerola,
un palo de hokey de un secador de piso, y si hoy no tienen todas esas
capacidades, segura estoy que podrán contar cuentos, colorear paisajes,
escuchar, ¡contar sus historias de vida!!!

Y por todo ello y mucho mas, merecen nuestro respeto, atención, cariño y
comprensión.

Si tu adulto mayor esta en un geriátrico, visítalo, contenlo, muéstrale tu
agradecimiento y amor.
Si no lo esta, recuerda que estas mirando siempre tu espejo.... Lo que hagas
es espejo de lo que puede acontecerte a ti...




@Graciela E. Prepelitchi
"La verdadera amistad es una planta que crece despaciosamente, y debe
resistir los azotes de la adversidad para poder dar buenos frutos."
George Washington

------

--------------------

----------------------------------

---------------------------------------------------

paisajes

LA FLOR MÁS HERMOSA

La plaza estaba desierta cuando me senté a leer bajo las frondosas ramas del
viejo roble.
Decepcionada de la vida, con buenos motivos de preocupación, el mundo
venciéndome, o tal su intención.
Y como si eso no fuera suficiente para arruinar mi día, un niño agitado se
acercó, cansado de jugar. Se paró frente a mí, con su cabecita en frenético
girar y dijo muy excitado:

-"Mira lo que acabo de encontrar!"
En su mano había una flor... Y, qué triste visión, los pétalos marchitos
-escasa lluvia o escaso sol-.

Deseando se alejara con su flor muerta a jugar, fingí una sonrisa pequeña y
por mis pensamientos me dejé llevar... Pero en vez de marcharse, se sentó a
mi lado y colocando la flor bajo mi nariz, dijo con cierto matiz
sobreactuado: ---- -"Huele de maravilla y es hermosa para mí. Por eso la he
recogido, toma, es para ti".

La hierba que me ofrecía estaba muerta o en agonía, no estallaban sus
colores, no era naranja, roja ni amarilla. Pero
Supe que debía aceptarla, o el niño nunca se marcharía, tomé la flor y dije:



-"Justo, tanta falta que me hacía".
Pero en vez de colocar la flor en mi mano dura, la sostuvo en el aire, sin
razón alguna. Y entonces me di cuenta y sentí un escozor, aquel niño era
ciego: no podía ver la flor.
Sentí mi voz temblar, mis lágrimas brillar; mientras le agradecía por elegir
la mejor flor.

-"De nada", sonrió y entonces se marchó sin saber siquiera, que mi día
cambiaba de color.
Me quedé ahí, preguntándome cómo hacía para ver, bajo un roble viejo, una
patética mujer... ¿Cómo supo el niño de mi autoconmiseració n?

Tal vez desde su alma, bendecida con la verdadera visión.
A través de los ojos ciegos de un niño, finalmente pude ver que el problema,
no era el mundo, el problema era yo. Y por todas las veces que yo misma fui
ciega.
Prometí a la vida, ver las cosas bellas y atesorar cada segundo mío con
profundo amor.
Y entonces, llevé la flor marchita a mi nariz dormida, aspiré la fragancia
de una hermosa rosa erguida. Y sonreí, mirando al niño, con otra hierba en
su mano, a punto de cambiar la vida de un desprevenido anciano.


Graciela E. Prepelitchi
“Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los
demás,
también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el
secreto que me permita ponerles remedio.”
Ghandi

-------------

-----------------------------------------

-------------------------------------------------------------------

------------------------------------------------------------------------------------

-------------------------------------------------------------------

----------------------------------------------

-----------------------

--------------

   Eubatrachia  
     
   
   
  Una rara sensación, un peso en mi hombro, una sacudida, rápida, certera desesperante, con rabia, con fuerza. 
   
  ......Desordenadamente el grupo hierve, con movimientos, palmazos, manotazos, como espantando avispas en vuelo. 
   
  Un brinco, una risa, un susto, otra risa, otro susto, otro brinco, un manotazo, otro manotazo. 
   
  Los ojos brotan, se abren redondos, con una expresión de asombro y miedo. 
   
  Mueca en sus labios, en los labios, rostros hermosos que se deforman por el asco, con repugnancia y miedo; el temor en los gestos, otro manotazo, va pasando de uno en uno, de otro en otro, a todos, como una epidemia, como una enfermedad, y todos están contrariados, contorneándose, y al mismo tiempo, dando manotazos, brincos, palmazos, al aire, a sus ropas, a su pelo. 
   
  Va de cuerpo en cuerpo, de hombro a hombro, a la blonda cabellera, a la de rizos, a la de pelo corto, a la de canas, brinca, salta con su cuerpo frío y baboso, con un rostro que va reflejada en su cara una sonrisa de perenne burla, una sonrisa sardónica y sus ojos saltones y grandes zancas; otros manotazos, más ¡ uy ¡ más ¡ay!,más risas, todos se estremecen. 
   
  Y al fin pasa. 
   
  Se desliza por el cristal de la ventana, chorreando; su baboso cuerpo de rana. 

FELICIDADES

Rubén Patrizi



En: No Categorizado
Permaenlace: Revista soporte papel / Ejemplar 12/
Comentarios: 7
Leído 5813 veces.

Dejar Comentario

*
Smilies
*
Ingrese el código mostrado. 

Rubén Patrizi

Venezuela, Venezuela

Las personas que adornan una esquina, dando colorido a su lucha diaria en su eterno vivir, para ellos,...

Mi perfil Completo


Buscar

 


atom



Blog Gratis para humanos.


vocessusurrosrumorygritos-vocessusurrosrumorygritos