Revista Literaria Periódico Cultural

23.5.2008 GMT

Revista voces Mayo edición papel

himalaya, monte, everest. fotosearch - buscar fotos e imágenes y foto clipart

Voces Susurros
Rumor y Gritos
Periódico Cultural
Director Editor: Rubén Patrizi
Mayo 2008.AÑO3#23
Blog: revistavoces.ohlog.com/profile
http:elsaltodelarana.blogia.com
:revistavocessusurrosrumorygritos.blogia.com
Servum Pecus
De nuevo le llevó el diablo a una montaña
Muy alta, y mostrándole todos reinos del mundo y su gloria,
Le dijo: “Yo te daré todo esto si prostándote me adoras”.
Jesús tentado por el diablo.
(Evangelio según San Mateo)
Cuando era niño escuché por primera vez a alguien que como yo, hacía sus estudios de 5 grado y en un asalto a la inteligencia, él esgrimió una palabra que quedó en mi memoria. Demagogia . Esta fue la primera palabra singular e interesante que un ser humano había utilizado. “Demagogia, demagogia ”, repetía mentalmente buscando un significado a esa extraña palabra.
Empezaba la democracia (otra palabra extraña) en este país de años de dictadura.
Y el nuevo presidente hacía de las suyas expresándose en las emisoras de radio y televisión.
Éste amigo el cual admiré, pues tenía en su léxico palabras desconocidas en su haber, probablemente escuchó de sus padres, algún familiar, o amigo, y en ese momento, mientras jugábamos en recreo, el la ensayó.

Demagogia, demagogia, sonaba muy bien ese nuevo término recién aprendido, que para mí tenía un significado altisonante.

Años después comprendí con pesar, que era la definición dada al delusorio desliz de la palabra.

Larouse : Demagogia: Dominación de la plebe.

Política que halaga a la plebe.

Pero la palabra es utilizada por los hombres y a estos se le denominan demagogos.

Demagogos.: El que halaga a la plebe para conquistar su favor.

...Y con plétora, exuberancia y profusión de palabras, se conquista la estolidez de la plebe que con vocablos hermosos y remozados, se dejan llevar a la montaña más alta en donde la promesa delusoria muestra los reinos...

Y continua la representación en el tiempo, convirtiéndonos en sevum pecus.

---------------------

Valle del Arun - Nepal

Vivienda típica de este valle, por debajo de los 900 m. de altura s.n.m. y exhuberante de vegetación

Conciencia.

Ser nosotros es la plena conciencia de nuestro existir, es la noción interna de un yo que piensa, que es intrínseco dentro de si, el yo mismo y el ser y comprende la razón y el pensamiento intro, que junto a los sentidos y las sensaciones que nos arrastran y conducen en el diario aditamiento de la cotidaniedad, se adicionan, consustanciándose en un todo, y esa conjunción, y nos hace participar en la plenitud de vivir.

MeHunde Rolando Revagliatti Libro Propaga.

Me hunde

Jamás amortigua

La noche

Amortigua

Solo

El amanecer

COMO MANTENER UN BUEN MATRIMONIO


Un hombre y una mujer estuvieron casados por más de 60 años.


Ellos habían compartido todo, hablaban de
todo y no se habían guardado ningún secreto nunca.


Lo único que no compartían era que la viejita
t enia en su closet una caja de zapatos y le había pedido a su esposo que nunca la abriera y que no le preguntara sobre ella.


Durante todos estos años, él nunca pensó en la caja, pero un día la viejita se enfermo mucho y el doctor les dijo que ya no se recuperaría de su enfermedad.

El viejito tratando de arreglar todas las cosas de la viejita antes de que muriera, se topo con la caja de zapatos y se la llevó a la viejita a su cama.


Ella le dijo que ya era tiempo de que supiera lo que había adentro.

Cuando la abrió encontró 2 muñecas de crochet
y una pila de dinero, eran 95,000 dólares. El sorprendido le preguntó
sobre el contenido de la caja y ella le dijo 'Cuando nos casamos, mi abuela me dijo que el secreto de un buen matrimonio era nunca discutir, me dijo que cada vez que me e nojara contigo, yo debería guardar silencio y tejer una muñequita de crochet'.


El viejito se tuvo que contener para no derramar unas lágrimas, ya que solo había dos muñecas en la caja.

Así que ella solo se había enojado con él dos veces, en todos esos años llenos de amor y e ntendimiento.

El estaba que no se la creía y sumamente conmovido. 'Oye amor', le dijo el viejito ya entendí lo de las muñecas...'pero ¿y eldinero?, ¿de dónde
salió?' 'Ah', le dijo la viejita, 'ese dinero es lo que gane de todas las muñecas que vendí durante todos e
s tos años'.


Plegaria que debemos repetir las esposas:


Dios te pido SABIDURÍA para entender a mi hombre, AMOR para perdonarlo, y PACIENCIA por sus estados de animo ambiantes, porque si te pido que me des FUERZA seguro lo mato de un palo ya que no se tejer muñequitas de crochet.

Amén


Enviado por Jajaira T. Guerrero.

En el Valle de nepal.

40 COSAS QUE NO HAY QUE OLVIDAR:

1.- Nunca privar a nadie de la esperanza.

2.- No tomar decisiones enojados.

3.- Cuidar postura física.

4.- No hablar de negocios en un ascensor.

5.- No parar un trabajo hasta que este concluido.

6.- Cuidarte de quien no tiene nada que perder.

7.- Aprender a decir no con cortesía.

8.- No esperar que la vida sea justa.

9.- No dudar en perder una batalla si se puede ganar la guerra.

10.- Ser atrevido y valiente.

11.- No aplazar las cosas, hacer lo preciso en el momento preciso.

12.- No temer decir no se.

13.- No temer decir lo siento.

14.- Elogiar a 3 personas cada día.

15.- Contemplar el amanecer por lo menos una vez al año.

16.- Mirar a los ojos a las personas.

17.- Dar gracias con frecuencia.

18.- Decir por favor con frecuencia.

19.- Gastar menos de lo que ganas.

20.- Tratar a los demás como quieres que te traten.

21.- Hacer nuevas amistades y cultivar las viejas.

22.- Guardar los secretos.

23.- Reconocer los errores.

24.- Ser valiente o fingir serlo.

25.- Utilizar las tarjetas de crédito solo por comodidad y no por el crédito.

26.- No engañar.

27.- Aprender a escuchar.

28.- Haz una lista de las cosas que quieres hacer antes de morir llévala en la cartera y revísala con frecuencia.

29.- Haz oído sordos a malos comentarios.

30.- Las ideas buenas, nobles y capaces de cambiar el mundo provienen siempre de una persona que trabaja sola.

31.- Al entrar a un lugar hacerlo con determinación y confianza.

32.- Cuando tengas un limón siempre trata de hacer con el una limonada.

33.- Tener un perro pero que no moleste al vecino.

34.- Recordar el cumpleaños de los demás.

35.- Cantar en la ducha.

36.- Utilizar el dinero en forma honrada.

37.- Llamar a tu mamá en este momento aunque este en el cielo.

38.- No permitir que te vean borracho.

39.- Prestar los libros que no te importen recuperar.

40.- Elegir con mucho cuidado al compañero de tu vida, de esta única decisión se derivará el 90% de tu felicidad.

MITO O REALIDAD ? - LAS AMAZONAS Graciela E. Prepelitchi

La leyenda de las mujeres guerreras o Amazonas habría tenido origen en la batalla de Termodonte, cuando los Griegos salieron victoriosos de la batalla contra esas extrañas mujeres. Las que fueron hechas prisioneras fueron llevadas en los navíos, pero en alta mar se sublevaron y diezmaron a los hombres. Desconocedoras de las artes de la navegación, estuvieron a la deriva y llegaron al Mar de Azov, donde habitaban los Citas.
Las Amazonas consiguieron inicialmente robarles los caballos, pero los Citas acabaron venciendo. Solo después de ver sus cuerpos sin vida los Citas se dan cuenta de que habían estado luchando contra mujeres. Extraña es la actitud de los Citas que, en lugar de diezmar a las Amazonas, les proporcionan campamentos junto a los jóvenes de la tribu para «incentivar» el emparejamiento, para que nazcan hombres guerreros superiores físicamente.
Las Amazonas, habituadas a su libertad, acaban por partir e irse a vivir más allá del Río Tanis (actual Río Don).
Las Amazonas son el primer y más persistente mito de mujeres en libertad viviendo en comunidades. Poderosas, porque manejaban armas, es curioso referir que ese factor de superioridad era marcador para los hombres que se cruzaban con ellas. Tener armas es, ayer como hoy, tener poder. Está estudiado que las regiones donde vivieron tenían grandes reservas de hierro.
De ahí que ellas mismas fabricaran las armas. Y eran guerreras porque querían conquistar territorios para instalarse. En cuanto a la descendencia, como normalmente vivían cerca del mar o en islas, eran regularmente visitadas por hombres aventureros o marineros, más o menos incautos, que de buen grado se emparejaban con aquellas mujeres. Ellas únicamente se quedaban con las hijas y repudiaban o mataban a los de sexo masculino.
En el siglo III a. C. las Amazonas ya habrían alcanzado Grecia, antes solo se sabía de su localización en Asia Menor. Durante siglos sus historias poblaron los imaginarios de Griegos y Romanos, y más tarde con Colón el mito fue transportado hacia el Nuevo Mundo. La presencia de las famosas guerreras en la guerra de Troya quedó como elemento importante del mito y, en La Ilíada, Príamo recuerda los tiempos en que él y sus hombres las combatieron.
Ellos las consideraban precisamente "«antineirai», que significa «equivalente a los hombres», por tanto sus iguales. El héroe de La Ilíada, Aquiles, entablará un combate con Pentesilea, reina de las Amazonas.
En la Eneida de Virgilio (70-19 a. C.) poema épico, se habla de la Guerra de Troya y de las Amazonas.
Según los especialistas el mito de las Amazonas se halla en todos los continentes, excepto en Oceanía. Se tienen por verdaderas en China, en las «islas misteriosas», en relatos de navegantes árabes del siglo XI a XIII. A través del folclore de Escandinavia, de Rusia, de Bohemia, de África y de las Indias. Podemos seguir el rastro de relatos de su existencia y concluir que las Amazonas impresionaron vivamente a hombres de todos los tiempos.
Ellas fueron y son un tema recurrente y han servido de inspiración para obras literarias y han seducido y seducen a pintores, escultores, compositores y autores de teatro.

Las Amazonas de la Grecia Clásica
Se sabe que las Amazonas se establecieron en la isla de Lesbos, patria de Safo (la mayor poetisa de la Grecia clásica [siglo VII y VI a. C.]), en Lemnos y en la Samotracia, más al Norte. Según la mitología griega, las Amazonas eran hijas del dios Ares (dios de la guerra, hijo de Zeus) y de la ninfa Harmonía (ligada al culto de los dioses de Samotracia). La mitología de estas mujeres diferentes viene de la protohistoria de Grecia.

Las Amazonas serían originarias de la Tracia o de las costas meridionales del Mar Negro (Cáucaso) y se establecieron inicialmente en la Capadocia (hoy territorio turco) habitando las riberas del Río Termodonte. (En el siglo XVII, Rubens pintó dos expresivos cuadros donde representa las luchas de las Amazonas contra Teseo, precisamente sobre este río). Las Amazonas se habrían apoderado de Éfeso, donde fundaron el más antiguo templo a la diosa Artemis. Habrían fundado también la ciudad de Mitilene, en la Isla de Lesbos

Combates
Los más célebres combates de estas audaces mujeres fueron contra el corintio Belerofonte (uno de los héroes de La Ilíada), que las venció y a quien Eurípides dedicó una tragedia; contra el héroe de Atenas, Teseo, que se enamoró de la reina Hipólita, y de cuya unión nació Hipólito, protagonista de otra tragedia de Eurípides (siglo V a. C.) y uno de los pocos hijos de Amazonas que alcanzaría la edad adulta, y que tuvo un fin trágico; contra Aquiles, otro héroe de Homero, que se enamoró perdidamente de otra reina de las Amazonas: Pentesilea. En este caso, la guerra de Troya puso a los dos amantes en campos opuestos. Aquiles venció a la reina de las Amazonas, pero en el momento en que le enterró la espada en el pecho se sintió subyugado por el encanto de su intrépida opositora; pero ya era tarde. El combate más representado es sin duda contra Hércules, siendo este enfrentamiento el octavo de los llamados Doce Trabajos de Hércules, que consistía en arrebatar el cinturón de Hipólita. Ésta, por amor, lo ofreció sin lucha, pero la celosa mujer de Zeus, disfrazada de Amazona, provocó la confusión entre el ejército enemigo y Hércules por error mató a Hipólita. Otra reina de las Amazonas, Talestris, habría vencido al rey persa, Ciro el Grande.

Amazonas – desde Grecia hacia el Nuevo Mundo
En 1492 Cristóbal Colón llegó al Nuevo Mundo -después conocido como América- y no a las Indias, como era su intención; vamos a ver cómo él y sus hombres divulgaron el mito de las Amazonas.
Colón, en el regreso del primer viaje al Nuevo Mundo, al arribar a una de las islas del Caribe, sufrió, por parte de una tribu guerrera, una recepción decididamente hostil. Sobre ese inesperado encuentro escribió a Luis de Santangel, hombre de confianza de los Reyes Católicos, en estos términos: «( ..) es la primera isla que se encuentra, para quien va de España rumbo a las Indias y donde no hay ningún hombre. Estas mujeres no se ocupan de ninguna actividad femenina, sólo ejecutan ejercicios con el arco y las flechas fabricados con cañas y se cubren con láminas de cobre que poseen en abundancia».
Uno de los pilotos que acompañó al navegante Fernando de Magallanes contó al italiano Filippo Pigafetta (1491-1534) que había una isla con solo mujeres.
El conquistador español Hernán Cortés, cuando exploraba la costa occidental de Méjico, cerca de 1520, relató al emperador Carlos V que mucha gente le aseguraba que era verdad que existía «una isla poblada por mujeres sin ningún macho. En ciertas épocas los hombres de Tierra Firme van a visitarlas ella se entregan a ellos y las que dan a luz hijas se quedan con ellas, si nacen machos los rechazan».
También en 1535, Diego de Almagro (1475-1538), que participó en la conquista de Perú con Pizarro, dijo haber oído, en aquella zona, relatos de indios asegurando que había una vasta región dominada por mujeres cuya reina se llamaba Guanomilla (que significa cielo de oro) y que en esa tribu había tanto «metal blanco y amarillo» que hasta los sencillos utensilios para preparar los alimentos eran hechos a mano con esos metales preciosos.

Una etimología controvertida
Según los Griegos, las Amazonas, para usar mejor el arco, las flechas y las lanzas, se habrían comprimido, quemado o cortado, en la pubertad, el seno derecho. De ahí el origen del nombre a (prefijo de negación) + mazós = pecho (en griego), lo que significa mujeres sin pecho. Esta etimología ha sido aceptada sin objeción, no se entiende bien cómo. Pierre Devambez publicó en el Lexicon Iconographicum Mythologiae Classicae, 819 muestras de representaciones donde nunca las Amazonas aparecen con un solo seno. El historiador André Trevet habló de las Amazonas de Brasil, y también él se negó a aceptar que sacrificasen el seno derecho, sin peligro de enfermedad o muerte.
Las más antiguas representaciones de las Amazonas aparecen en terracota y datan del siglo VII a. C. Posteriormente son innúmeras en los jarros griegos (jarros atenienses y figuras negras). Datan del probable encuentro entre Aquiles y Pentesilea de 530-520 a. C. Hay referencias a más de 60 nombres de Amazonas.

Río de las Amazonas
En la actualidad se admite que fue el español Francisco de Orellana quien lo habría «descubierto» en febrero de 1542. Este navegante formaba parte de la expedición comandada por Gonzalo Pizarro, hermano del conquistador de Perú -Francisco Pizarro- que había salido de Quito, en la Navidad de 1541, con el objetivo de atravesar los Andes, en busca de Eldorado. Gonzalo Pizarro mandó a Orellana al frente de un grupo de hombres en busca de provisiones suficientes para poder atravesar el inhóspito territorio transandino. No obstante, como Orellana no regresó en los doce días convenidos, Gonzalo Pizarro, creyéndolo muerto o desaparecido, regresó a Quito. Fray Gaspar de Carvajal, que acompañó a Francisco de Orellana en esa fabulosa aventura, nos relata lo sucedido. La expedición, en febrero de 1542 hizo una parada junto al Río Napo (Ecuador) en las inmediaciones del territorio de los indios Irimaraezes que habrían preguntado a los españoles si iban a «visitar el territorio de las Amurianos a quienes ellos llamaban ‘grandes señoras’, pues, si lo hiciesen, tomasen precauciones, porque ellas eran muy numerosas y que los matarían». Carvajal describió los innumerables encuentros y percances. A finales de junio, por San Juan, la expedición hizo una parada para festejar el santo, pero nuevamente tuvieron que hacer frente a una tribu hostil. Orellana intentó el entendimiento, pero los aborígenes afirmaron «que nos cogerían a todos para llevarnos a las mujeres guerreras».
Los españoles respondieron con el fuego de las armas; la lucha se intensificó y el propio Carvajal fue herido. Surgen entonces las referidas mujeres con arcos y flechas en auxilio de la tribu. «Ellas luchaban con tal ardor que los indios no osaban retroceder y si alguno huía frente a nosotros eran ellas quienes los mataban a palos (...). Son muy blancas y altas, con el pelo muy largo, entrelazado y enrollado en la cabeza. Tienen los miembros grandes y fuertes y van desnudas a propósito, tapadas en sus vergüenzas; con sus arcos y flechas en la mano, son tan combativas como diez indios (...).

Ciertamente hubo una de esas mujeres que metió un palmo de flecha por uno de los bergantines, y las otras, un poco menos, de modo que nuestros bergantines parecían puerco espines.» Son palabras de Carvajal. Mil kilómetros de río descenderían Orellana y sus compañeros y fue él quien bautizaría este inmenso río de las Amazonas. (Orellana, como todos los navegantes de su tiempo, había leído los clásicos y creía en sus mitos. Por tanto, ¿qué mejor nombre podría darse a aquel majestuoso río?). Hasta nuestro sacerdote Antonio Vieira repitió lo que se decía de las Amazonas en cuanto se refiere a su pecho (solamente uno) guerreras de Lemnos en su Sermón nº 9.
Fray João dos Santos, dominicano de los siglos XV y XVI, conocedor de Etiopía, diría que en una región de Mozambique, se decía que «Junto a Damute hay una provincia de mujeres tan varoniles y robustas, que suelen andar con las armas en las manos, tanto en la caza de las fieras y animales silvestres como en las guerras, que se le presentan, donde muestran esfuerzo y ánimo más propios de hombres belicosos que de mujeres débiles...». Entre esas islas hay una poblada por mujeres sin que haya hombres entre ellas; pero en dos meses del año los admiten como hacen las de Etiopía (...)».
En el siglo XVIII, Monsieur de la Condomine constata que «tal tradición está universalmente extendida en todas las naciones en sus lenguas les llaman por el nombre de «mujeres sin marido» o «mujeres excelentes». Más tarde, en África, Herkovitz estudió la repercusión del «mito» en el antiguo reino del Daomé (hoy Benin), donde afirma que las Amazonas existieron en aquella región y adelanta que eran reclutadas entre las mujeres atléticas, siendo obligatoriamente vírgenes, y que eran un número considerable de ellas, usando lanzas como arma.
El tema Amazonas parece inagotable.
En 1997, la revista New Scientist publicó un artículo de la investigadora Jeaninne Davis-Kimball que alude al descubrimiento en Rusia, de varias sepulturas de mujeres. La identificación de estas mujeres como Amazonas fue hecha a partir de las armas con las que estaban sepultadas y de heridas causadas por el uso de armas, como pequeños puñales y espadas con las que estaban enterradas.
Hoy el mito está desapareciendo para dar origen a una teoría sobre su verdadera existencia. En la Lesbia Magazine de enero de 1999 leemos que en las riberas del Río Don se encontraron montículos funerarios, con 2.400 años donde estaban 21 sepulturas de mujeres enterradas con sus armas. Y recientes descubrimientos en Hungría y China han venido a enriquecer la teoría de la existencia real de las Amazonas.
Amazonas de Grecia, de América, de Asia, de África, de Europa: ¿fueron o no una realidad? El antropólogo brasileño Darci Ribeiro (1992-1997) afirmó:
«Un pueblo-mujer contando solo con ellas, sin hombres propios, sirviéndose de extranjeros como reproductores es plausible y hasta viable. Un pueblo solo de machos es una utopía salvaje».

BIBLIOGRAFÍA PRINCIPAL:
CORTÉS, Hernán, Cartas de Relación de la Conquista de México, Madrid, Espasa
Calpe, 1970.
DARMON, Pierre, Mythologie de la Femme dans L’Ancienne France, XVIe a XIXe
Siècles, 1983.
FRASER, Antonia, Boadicea’s Chariot: The Warrior Queens, London, Weidenfeld
and Nicolson, 1988.
GÂNDAVO, Pêro de Magalhães, História da

Nuevo test de saliva para medir la grasa corporal

Es más preciso que las anteriores mediciones clínicas

| Publicado en la Edición impresa

Noticias de Ciencia/Salud :

En estos últimos años, una gran cantidad de estudios científicos sobre enfermedad cardiovascular, obesidad y diabetes demostró que la grasa concentrada en la panza es la más peligrosa. Sin embargo, las formas más económicas y frecuentes de conocer su relación con la masa muscular no siempre son tan precisas.

Así lo demostró un primer estudio de un equipo de investigadores de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y de la Universidad de La Plata (UNLP) sobre 30 mujeres universitarias, de entre 22 y 30 años, sin sobrepeso u obesidad, que puso en práctica un nuevo test para medir la grasa corporal a partir de la saliva que está comenzando a utilizarse en el país.

Mientras los resultados del test no invasivo a partir de la saliva indicó que tenían en promedio un 24,7% de grasa, las mediciones por pliegues cutáneos o por bioimpedancia eléctrica (resistencia que la grasa ofrece al paso de una corriente de baja intensidad) registraron distintos porcentajes: 28,5 y 29,1, respectivamente.

Esto revela que la medición por pliegues cutáneos o por impedancia es un 4% superior al valor obtenido por el nuevo método, llamado de dilución isotópica con agua deuterada (con deuterio), considerado el más preciso en la actualidad para determinar la cantidad de agua corporal total y la masa corporal libre de grasa. Al restarle este último valor al peso corporal, se obtiene la cantidad de grasa.

"Es perfectamente correcto seguir usando en el consultorio los métodos tradicionales de medición antropométrica; incluso hay un acuerdo generalizado sobre su uso; lo que ocurre es que sus resultados pueden ser indirectos y poco precisos", explicó la doctora Anabel Pallaro, de la cátedra de Nutrición de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA.

De primera elección

Este nuevo método es considerado "de primera elección" por los organismos internacionales debido a su exactitud y a que carece de toxicidad para toda la población. De hecho, comentó Pallaro, la FAO determinó en 2001 la cantidad de energía que necesita una persona para funcionar (no menos de 1500 calorías por día) con este método mejorado, al agregarle oxígeno 18 al agua con deuterio.

Pallaro y el profesor Gabriel Tarducci, del Programa de Prevención del Infarto en la República Argentina (Propia) de la UNLP, coordinan este proyecto de validación de las técnicas de medición antropométrica más usadas en nuestro país. Ahora, el equipo estudiará la composición corporal de 400 alumnos primarios de una escuela anexa a la UNLP como parte de un proyecto de Naciones Unidas en 13 países de América latina y el Caribe.


Por Fabiola Czubaj
De la Redacción de LA NACION

En Paso de Distancias

Grge Reyes Mexico

Llegó
a una estación
de otoño
donde tu mano
------------cayó
------------en su hombro
voz
de arroyo
------------en sus sentidos...
Ellas
Reencenderán
la lumbre
en el patio
de las sombras.



En: No Categorizado
Permaenlace: Revista voces Mayo edición papel
Comentarios: 2
Leído 5577 veces.

Dejar Comentario

*
Smilies
*
Ingrese el código mostrado. 

vocessusurrosrumorygritos-vocessusurrosrumorygritos